Susana Díaz marca distancias con Pedro Sánchez

Susana Díaz, durante su intervención.
Susana Díaz, durante su intervención. / EP

Arranca su primer discurso en el congreso del PSOE andaluz con un homenaje a Chaves, Griñán y Alfonso Guerra

MARÍA DOLORES TORTOSA / ANTONIO M. ROMEROSEVILLA

Susana Díaz ha centrado su primer discurso del congreso regional de los socialistas andaluces en la defensa de la igualdad territorial y la unidad de España y en reivindicar la memoria histórica de su partido. La presidenta andaluza no ha mencionado en ningún momento a Pedro Sánchez, pero gran parte de su discurso han estado lleno de alusiones y pullas al secretario general. Casi todas para marcar distancias con él. En el arranque ha rendido homenaje a Alfonso Guerra. “Hay páginas del socialismo que son difíciles de arrancar. Alfonso Guerra es una página difícil de arrancar en el PSOE”, ha mencionado para añadir que lo de menos es qué cargo se ostenta en el partido, sino “el lugar que ocupa en el corazón de los militantes”. Las frases se han interpretado como un claro desagravio al histórico socialista después de haber sido apartado por Ferraz de la presidencia de la Fundación Pablo Iglesias.

Díaz también ha rendido homenaje a Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Como se sabe, están a la espera de juicio por el ‘caso de los ERE’. El PSOE andaluz ha justificado su invitación por el homenaje que este congreso hace a la historia del partido en Andalucía, al cumplirse 40 años de su fundación. Pero el modo en que han sido recibidos y las palabras de la presidenta revelan que también se les ha querido resarcir por los malos momentos sufridos por este caso judicial, por el que dimitieron como militantes. La entrada de Chaves, Griñán y José Rodríguez de la Borbolla al plenario abriendo pasillo a Susana Díaz ha sido recibida con un gran aplauso y ha sido el momento más emotivo de la apertura del congreso. Escuredo no ha acudido por encontrarse de vacaciones. Los sanchistas han echado de menos la presencia de Carlos Sanjuán, que fue secretario general del PSOE andaluz seis años (1988-1994). Mientras la organización asegura que estaba invitado, fuentes del político malagueño, declarado sanchista, aseguran que no ha recibido invitación. Su imagen sí está en varias fotos de la exposición montada como homenaje al aniversario del PSOE andaluz y a su protagonismo en la historia autonómica bajo el lema “Un gran partido para un gran pueblo”. “Me siento orgullosa de los hombres y mujeres que nos han acompañado para hacer grande a Andalucía”, dijo al comienzo. El cierre de su intervención también estuvo dedicada a Chaves, Grñán y Guerra: “Vendrán otros secretarios generales después de mí, pero quisiera tener el hueco que tenéis vosotros en el corazón de los socialistas andaluces”, enfatizó.

Noticias relacionadas

Al margen de estos gestos, el discurso de Susana Díaz ha estado centrado en marcar distancias con Sánchez sobre la política territorial, advirtiendo que Andalucía siempre hará bandera de la igualdad como a lo largo de su historia autonómica. "La igualdad va a ser la bandera en el debate de la financiación y lo hago pensando en España. Defendemos el espacio común y la soberanía nacional. Queremos justicia, igualdad y trato equitativo con el resto de territorios de España".

24 horas antes de que ambos compartan escenario en la clausura le ha advertido: “El PSOE nunca ha sido nacionalista”. La frase alude no tanto al modelo de una España plurinacional aprobado por el PSOE en el congreso federal de junio, que los socialistas andaluces dicen respetar aunque no lo compartan. De hecho lo excluyen del documento político que los casi 500 delegados votarán esta tarde. Más bien es una advertencia sobre la deriva de este concepto en la respuesta que Sánchez promueve para frenar el independentismo catalán, la ‘declaración de Barcelona’ y un federalismo asimétrico. Unas propuestas a las que se opone el PSOE andaluz. Susana Díaz, hasta ahora en silencio sobre esta controversia, ha recordado que Andalucía “fue pionera” en defender sus derechos como comunidad, en querer ni menos ni más que otros, sino lo mismo, en alusión al 28F, pero nunca se salió de la Constitución. “Los andaluces no queremos solidaridad, queremos igualdad, solo queremos lo que es justo”, ha remachado.

La apertura ha contado con la presencia de tres cargos de la ejecutiva federal del PSOE, el malagueño Ignacio López, la gaditana María Jesús Castro y el granadino José Antonio Rodríguez, alcalde de Jun. Díaz no solo no ha mencionado a Sánchez, sino que tampoco ha hecho alusión a la presencia de los miembros de la ejecutiva federal, algo que ha molestado a los sanchistas.

Fotos

Vídeos