Susana Díaz insta a Montoro a pedir disculpas por retractarse ahora sobre las 35 horas

Su Gobierno, no obstante, se alegra de la recuperación de derechos de los empleados públicos

MARÍA DOLORES TORTOSA SEVILLA.

Tanto la presidenta de la Junta, Susana Díaz, como la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, dieron ayer la bienvenida al acuerdo del Gobierno central con los sindicatos mayoritarios para recuperar derechos de los empleados públicos, entre ellos subidas salariales y abrir la puerta a la recuperación de las 35 horas en aquellas comunidades que cumplen con la estabilidad presupuestaria y el objetivo del déficit, lo que incluiría a Andalucía. Díaz, no obstante, aprovechó unas declaraciones a periodistas para reprochar al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que se retracte sobre las 35 horas semanales después de las críticas que vertió contra la Junta andaluza, que aprobó aplicar la citada jornada laboral en enero de 2017. Los empleados públicos andaluces retrocedieron a las 37,5 horas en 2012 por un decreto del Gobierno central para aminorar la deuda pública y ajustar el déficit.

Díaz recordó que acortar la jornada laboral de nuevo supuso un refuerzo de los servicios sociales y sanitarios con más personal, recuperando parte del empleo público perdido por la aplicación de las 37,5 horas. Díaz no logró convencer al Gobierno de Rajoy, que recurrió al Tribunal Constitucional la medida de la Junta, lo que implicó que el alto tribunal ordenara su suspensión el pasado diciembre.

La Junta puso en marcha un plan B para no desobedecer al Constitucional, pero facilitar asimismo que los 250.000 empleados públicos a los que afectaba el horario no estuvieran más de las 35 horas en sus lugares de trabajo. De esta forma aprobó como alternativa computar las 2,5 horas restantes en trabajos no presenciales, como corrección de exámenes o cursos de formación. Y eso es lo que está vigente por ahora en Andalucía.

Chanzas

La alternativa provocó chanzas del ministro Montoro y del PP en Andalucía, que la interpretó como una excusa para confrontar con el Gobierno de Rajoy. La presidenta andaluza instó por ello ayer a Montoro a pedir disculpas a los empleados públicos andaluces por «ridiculizar» al citado colectivo.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, replicó a Susana Díaz que es ella «la que debería pedir disculpas a los empleados públicos andaluces y al ministro de Hacienda por haber incumplido a sabiendas la ley».

Díaz, lo mismo que su consejera de Hacienda, celebraron ayer el acuerdo del Gobierno con los sindicatos. Para la presidenta significa un «síntoma de la recuperación» y una mejora para un colectivo que ha sufrido grandes recortes durante la crisis económica.

La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, felicitó a los sindicatos por haber conseguido el acuerdo tras más de mes y medio de negociación. «Desde el Gobierno andaluz valoramos todo aquello que sea una mejora para las condiciones laborales, retributivas, de nuestros empleados públicos», aseveró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos