Susana Díaz exige al Gobierno que no recorte en el pacto de Estado contra la Violencia Machista

Díaz, acompañada de la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, posan con las representantes que impulsaron el 8M. /EFE
Díaz, acompañada de la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, posan con las representantes que impulsaron el 8M. / EFE

La presidenta critica que el Ejecutivo haya reducido a 80 millones la asignación presupuestaria y advierte de que «no caben medias tintas»

SUR SEVILLA.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, criticó ayer que el Gobierno haya consignado una partida de 80 millones de euros, y no de 200 millones, para la financiación del pacto de Estado contra la Violencia Machista, y ha apostillado: «Aquí no caben medias tintas, o se está en el pacto o no se está». Díaz hizo esta denuncia durante su intervención ante el pleno del Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres, órgano colegiado de participación de las organizaciones de mujeres en las políticas de igualdad de género de la Junta, que se reunió en el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta. «El pacto de Estado no puede quedar en papel mojado; donde se iban a poner doscientos millones no se pueden poner ochenta», espetó.

Díaz dijo que su gobierno «va a cumplir, va a poner todo lo que le corresponde, no va a escatimar ni un euro», y recalcó que como «impulsor» de este acuerdo, va a ser «firme y contundente» en la reclamación de la financiación comprometida para el pacto. «Si no cumplimos, si el pacto no funciona en unos meses, las mujeres volverán a sentirse inseguras, no van a tener la valentía de denunciar, y la indolencia campará por la sociedad», advirtió.

La presidenta insistió en que la Junta desplegará las competencias que se determinen y «no va a regatear en lo que se cuantifique», tras lo que se preguntó «qué son doscientos millones en unos presupuestos del Estado». «Nosotros, si nos llama el Ministerio, vamos a ir a la reunión, nos vamos a comprometer, pero vamos a exigir también que aquello que se firmó sea una realidad, en el plano normativo y en el presupuestario», ha remachado.

«Yo pude ser madre porque soy la presidenta, pero cuántas chicas pueden perder el empleo»

La mandataria andaluza anunció, por otra parte, el impulso del proyecto de ley de lucha contra la trata de mujeres y la explotación y confió en alcanzar un acuerdo entre los cinco grupos parlamentarios y las entidades que trabajan en este ámbito. Ha asegurado también que, aunque no sea competencia de la comunidad autónoma, la Junta va a «empujar» para poner fin a la brecha salarial entre hombres y mujeres «exigiendo a la Inspección de Trabajo que ponga los recursos necesarios».

Asimismo, defendió la necesidad de abordar los permisos de maternidad y paternidad: «Yo siempre digo que pude ser madre porque era la presidenta, pero cuántas chicas pueden perder el empleo y no pueden progresar laboralmente cuando vuelven de su baja maternal», lamentó.

La jefa del Gobierno andaluz, que previamente se reunió con las secretarias generales de UGT y CCOO de Andalucía, Carmen Castilla y Nuria López, respectivamente, así como con asociaciones de mujeres para evaluar la huelga feminista del 8 de marzo, señaló la importancia de analizar las competencias de cada una de las instituciones «para dar un nuevo impulso» a esta lucha. Después del verano se volverá a reunir con los sindicatos y las asociaciones que impulsaron las movilizaciones para analizar el grado de ejecución de los compromisos adoptados, entre ellos el impulso del Plan de Igualdad de la Junta.

Colaboración sindical

La Junta va a recuperar, según avanzó la presidenta, la colaboración con los sindicatos en materia de información y asesoramiento a las trabajadoras y a las empresas de menos de 250 empleados, a través del Instituto Andaluz de la Mujer, una colaboración que se ampliará con un «registro de buenas prácticas» para que las trabajadoras se sientan «respaldadas». Y también se va a impulsar la colaboración entre la Consejería de Educación y la de Igualdad en materia de coeducación porque «si educamos a los niños en igualdad, seguramente muchos de los sucesos que desgraciadamente copan hoy los telediarios sobre acosos individuales o colectivos y violencia de género, pasarán a formar parte de la historia», ha señalado. Díaz se ha comprometido igualmente a analizar el grado de ejecución de las políticas de género en cada una de las consejerías, y ha asegurado que si hay que aumentar alguna partida concreta, se hará.

Susana Díaz quiso destacar la importancia de este compromiso un mes después de las movilizaciones del Día Internacional de la Mujer porque «esto tiene que ser una lucha continua». «Ya nada va a ser igual, no vamos a dar pasos atrás, pero quienes salieron a la calle tienen que ver que sus representantes públicos van adoptando compromisos, que ha merecido la pena, que no nos rendimos», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos