Susana Díaz exhibe en Portugal estabilidad política y crecimiento económico

Susana Díaz saluda a empresarios en presencia del embajador de España (izquierda) y el ministro de Economía, Manuel Caldeira. / J. Vidal. Efe

El PIB regional crecerá hasta el 3%, siete décimas más de lo previsto, anuncia la presidenta en un foro para atraer empresarios que inviertan en Andalucía

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

La presidenta de la Junta andaluza concluyó ayer una visita institucional a Portugal de día y medio al más alto nivel, con entrevistas con el primer ministro, Antonio Costa, y el ministro de Economía, Manuel Caldeira. Con ambos dirigentes socialistas del país vecino dijo haber alcanzado acuerdos para potenciar el turismo y las exportaciones en los dos territorios. La visita sirve para relanzar la figura de Susana Díaz tras el periplo fracasado de su salto a la política nacional hace ya cuatro meses. Díaz elige ahora la vía internacional. Este ha sido el primer viaje, pero no será el último. Busca recuperar la credibilidad como gobernante potenciando la influencia de Andalucía. En Portugal ha exhibido estabilidad política y crecimiento económico como un «cinturón de seguridad» para inversores.

La delegación andaluza vuelve satisfecha. El foro programado por la Consejería de Economía a través de Extenda y el Ministerio de Economía luso logró convocar a un centenar de empresarios y dirigentes empresariales portugueses y andaluces. El objetivo era fomentar el intercambio de negocio entre Portugal y Andalucía, pero la afluencia de industriales lusos evidencia que había curiosidad por oír a la presidenta de la Junta y esta aprovechó la ocasión para intentar convencerles de que es el mejor momento para hacer negocio en Andalucía.

Editorial

Ante los empresarios Susana Díaz anunció que el Producto Interior Bruto (PIB) andaluz crecerá un 3% a final de año, siete décimas más de lo previsto por su ejecutivo y un porcentaje similar a la media española. Esta estimación al alza se debe, apuntó la presidenta, al aumento de las exportaciones porque «Andalucía está en un buen momento por la estabilidad política». Díaz explicó que su Gobierno es el primero de España que garantiza un acuerdo para los presupuestos de 2018. Algo «especialmente importante» en el panorama actual.

Luego, tras un encuentro con el ministro de Economía, Manuel Caldeira, en su despacho del Barrio Alto de Lisboa, Díaz volvió a sacar pecho de un Presupuesto acordado hace solo una semana con Ciudadanos, en un día en el que el Gobierno central ha dejado caer que prorrogará las cuentas estatales por la dificultad de lograr apoyos parlamentarios.

Díaz también subrayó el crecimiento importante de las exportaciones como acicate del crecimiento económico. En seis años ha pasado de una balanza comercial con déficit de más de 4.500 millones de euros a 1.500 millones de euros en positivo de la actualidad.

Portugal ha sido uno de los países con el que dicha balanza más ha crecido. Andalucía es la cuarta comunidad española que más exporta a Portugal, detrás de Cataluña, Madrid y Galicia, recordó el embajador español en Lisboa, Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buroaga. Andalucía vende más en Portugal que en toda Norteamérica y Latinoamérica. El flujo de negocio entre los dos territorios superó en 2016 los 1.855 millones de euros, con saldo favorable para Andalucía de más de 689 millones de euros. Este año ha crecido ya un 17,5%, hasta alcanzar en el primer semestre los 1.794 millones de euros de intercambio. «Y no para de crecer», anotó la presidenta andaluza. Hay 1.615 empresas andaluzas que exportan a Portugal de forma regular.

La mandataria andaluza anunció que este crecimiento ha favorecido que la Junta replantee volver a abrir la delegación que Extenda ya tuvo en Lisboa, sobre todo porque el 90% de las empresas andaluzas apenas cuenta con diez empleados y la oficina de comercio exterior de la Junta les asesorará en la búsqueda de mercado. La apertura se hará en el primer cuatrimestre del próximo año y tendrá como nuevo objetivo favorecer que el flujo comercial alcance el norte de Portugal, a donde Andalucía llega poco. Ahora tiene una relación muy fluida con el Algarve y Alentejo, las dos regiones del sur y fronterizas. Incrementar la venta de productos agroalimentarios y aeronáuticos son las grandes apuestas de la Junta.

El foro empresarial fue clausurado en la tarde por el consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano.

Más

Fotos

Vídeos