Susana Díaz asegura que ningún empleado de la Junta de Andalucía cobrará menos de mil euros

Susana Díaz discute con Juanma Moreno durante el debate parlamentario. /EFE
Susana Díaz discute con Juanma Moreno durante el debate parlamentario. / EFE

La presidenta invita a «invertir» en la comunidad «en un momento complicado» en España

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Susana Díaz anunció ayer en la sesión de control del Parlamento que el Presupuesto de la Junta para 2018 será aprobado este próximo martes. La presidenta reiteró varias cifras ya anunciadas, como un incremento de 500 millones de euros en sanidad, y avanzó que ningún empleado público de la Junta cobrará menos de mil euros. No desveló cuánto crecerá el Presupuesto respecto a este año (33.239 millones de euros), aunque fuentes consultadas por este periódico confirmaron que rondará el 3% de incremento, superando los 34.000 millones de euros. Será por tanto no solo el primer Presupuesto de España, como subrayó la presidenta, sino también el mayor de todo el territorio que se apruebe cara a 2018. El Gobierno central baraja prorrogar las cuentas del Estado y Cataluña, la comunidad que siempre compite con Andalucía en volumen presupuestario, tiene la hacienda intervenida por el Estado tras su órdago secesionista.

A esta situación crítica de Cataluña aludió Susana Díaz para sacar pecho de un Presupuesto «comprometido, de crecimiento, de recuperación social y que ofrece un mensaje de estabilidad para quienes quieren invertir en Andalucía y también para nuestro país». «Me siento contenta de que Andalucía pueda tener sus presupuestos en un momento complicado» en España, añadió para insistir en que las cuentas andaluzas darán «fortaleza» al Estado.

Díaz hizo estas declaraciones al mediodía de ayer, cuando ya grandes empresas catalanas, como los bancos Sabadell y CaixaBank, habían anunciado que abandonarán Barcelona para establecer sus sedes en otras ciudades españolas. La Junta de Andalucía no ha recibido ninguna información de empresas catalanas que quieran trasladarse a Andalucía, aseguraron fuentes del Ejecutivo de Díaz. Si bien, en los departamentos económicos de la Junta se vive con atención la diáspora de empresarios catalanes y nadie en la administración andaluza niega que se les acogería con los brazos abiertos.

En todas las respuestas a los portavoces de la oposición ayer en el Parlamento, Díaz sacó pecho de su política presupuestaria como motor del crecimiento económico. Así defendió las ayudas a los autónomos (en el rifirrafe con Antonio Maíllo); la balanza en positivo de las exportaciones con sectores punteros como la aeronáutica (en el de Teresa Rodríguez).

La presidenta enfatiza que el Presupuesto de la Junta aporta fortaleza y estabilidad al país

Díaz y el portavoz de Ciudadanos, Juan Marín, con quien ha pactado el tercer presupuesto de esta legislatura, volvieron a interpretar en el Parlamento una gran sintonía. Un día después de conocerse el encuentro de Marín con el líder del PP, Juanma Moreno, para hablar de posibles alianzas en un futuro Gobierno tras las elecciones de 2019, las palabras del dirigente naranja tuvieron especial significado, el de reafirmar a Díaz como aliada por ahora: Marín dijo a la presidenta que si hay alguna dificultad por la prórroga de las cuentas estatales, «va a tener siempre la mano tendida para volver a negociar lo que haga falta».

Díaz presumió luego de esta sintonía con cierta ironía en el rifirrafe con Juanma Moreno, mucho más suave que otras veces, pero que dejó algunas perlas en el diario de sesiones. Moreno lamentó que Díaz no atendiera a sus numerosas ofertas de diálogo en educación o sanidad y la tachó de soberbia. «Los hechos hablan por usted, con su actitud demuestra todos los días que ‘con el PP ni muerta», dijo en alusión a la frase de Teresa Rodríguez («con el PSOEni muerta») que tanto le reprocha Díaz. La presidenta replicó a Moreno que llega «tarde y mal, chupando rueda de otro ciclista» a negociar los Presupuestos.

Díaz también dejó claro a Antonio Maíllo que nunca apoyará la creación de una banca pública, aunque sí un instituto de crédito. El líder de IU anunció que volverá a presentar esta iniciativa de ayuda a los autónomos si no lo hace la Junta. «No voy a apoyar una banca pública porque no tengo una visión soviética de la economía», respondió la presidenta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos