Susana Díaz arrasa en avales y seguirá como secretaria general del PSOE andaluz

Susana Díaz, ayer tarde en la sede del PSOE andaluz en Sevilla. :: efe
Susana Díaz, ayer tarde en la sede del PSOE andaluz en Sevilla. :: efe

Francisco Tirado no consigue las firmas mínimas para ser candidato, por lo que no habrá primarias

MARÍA DOLORES TORTOSA SEVILLA.

Susana Díaz seguirá siendo la secretaria general del PSOE andaluz y revalidará su liderazgo en el congreso regional del 29 y 30 de julio sin necesidad de votación de las primarias, al ser la única en conseguir los avales para ser candidata. El otro aspirante al cargo, el militante de Jaén Francisco Tirado, no obtuvo las firmas necesarias para ser candidato y forzar así una campaña primero y una votación prevista para el día 16. Solo Susana Díaz ha reunido los 4.850 avales exigidos, un 10% del censo andaluz (48.530 militantes). En realidad ha vuelto a arrasar en avales en Andalucía, presentando en torno a 24.600 firmas, la mitad del censo, según fuentes del PSOE. Tirado solo ha conseguido el respaldo de 813 militantes, según informó él mismo.

«No tengo manera de devolver tantísimo cariño», manifestó Susana Díaz en la tarde tras validar el comité de ética y garantías del PSOE las firmas. Una cifra «muy potente», llegó a afirmar rodeada de miembros de su dirección actual, el alcalde de Sevilla y militantes.

El resultado no ha supuesto ninguna sorpresa. Confirma que el sector sanchista no ha respaldado al militante de Jaén pese a que se postuló como afín al secretario general. Los partidarios de Pedro Sánchez, que en las primarias de mayo se hicieron visibles con un porcentaje del 37% de apoyos en Andalucía (sumando los de Patxi López), han cumplido con lo anunciado de permitir que Susana Díaz sea reelegida secretaria general sin plantar batalla.

«No tengo manera de devolver tantísimo cariño», afirma Díaz tras el recuento de firmas

Esta es la primera vez que Susana Díaz es elegida secretaria general de los socialistas andaluces en un proceso de primarias, aunque estas no vayan a celebrarse finalmente por ausencia de rival. No es la primera vez, sin embargo, que Díaz sale victoriosa en Andalucía de la recogida de firmas a su favor y tampoco es la primera vez que elimina a sus competidores antes de llegar a las urnas. En julio de 2013, obtuvo 22.800 avales (también la mitad del censo) para las primarias a la candidatura a la Presidencia de la Junta. Tampoco hubo votación. Sus dos contrincantes, el entonces consejero de Agricultura Luis Planas y el alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez Salas, no obtuvieron el mínimo, entonces fijado en el 15% del censo (6.860 firmas). Planas reunió unas 4.500 rúbricas.

La avalancha de avales entregados ayer por cuatro diputadas (María Jesús Serrano, María Márquez, Ángela Férriz y Beatriz Rubiño) en la sede del PSOE-A en Sevilla es algo inferior a la obtenida en las primarias del PSOE en mayo pasado en Andalucía (en torno a 26.000). Aún así sigue revelando la solidez del respaldo del PSOE a Susana Díaz en esta comunidad.

Díaz accedió por primera vez al liderazgo de los socialistas andaluces en un congreso en noviembre de 2013, celebrado en Granada y en el que obtuvo un respaldo del 98,6% de los delegados. Solo diez votaron en blanco. No tuvo ni un voto en contra. Desde entonces ejerce un liderazgo contundente en el PSOE andaluz, reforzado tras ganar las elecciones autonómicas de 2015.

Su fulgurante carrera se vio menoscabada, no obstante, al fracasar el pasado mayo en su intento de liderar el PSOE tras meses de amagos y el respaldo del aparato socialista. Díaz perdió las primarias del PSOE frente a Pedro Sánchez contra todo pronóstico. Un varapalo del que se propuso reponer en el fortín socialista de Andalucía convocando el congreso regional al día siguiente de perder en Madrid. Su siguiente reto es ganar las municipales y las autonómicas en dos años, recordó ayer. «La mejor manera de contribuir al PSOE de España es ganando en Andalucía, arrimando el hombro desde Andalucía, ganando elecciones y ganando la confianza de la gente», expresó en un acto sobrio rodeada de sus más fieles.

Más

Fotos

Vídeos