Susana Díaz anuncia un récord histórico del PIB de 166.000 millones

Susana Díaz./EFE
Susana Díaz. / EFE

SUR

sevilla. El Producto Interior Bruto (PIB) andaluz alcanzará en 2018 los 166.000 millones y será el más alto de la historia, según anunció ayer la presidenta de la Junta, Susana Díaz, durante un desayuno informativo en Almería. El dato supone, añadió, «14,5 puntos más del que se registraba cuando accedí a la Presidencia», en 2013. Díaz mostró confianza en el futuro económico de la comunidad y la atribuyó a «la estabilidad política e institucional que ayuda a que nuestro tejido empresarial cree riqueza y empleo». Esta estabilidad, junto con el complejo año que se plantea a nivel nacional e internacional, le llevó a descartar, una vez más, la convocatoria de elecciones anticipadas: «el Gobierno andaluz está centrado en el trabajo, en recuperar derechos y que se cree empleo de calidad», dijo.

La presidenta se marcó como objetivo «aprovechar el buen año económico», con un crecimiento 3% de PIB, récord de 30 millones de turistas y exportaciones por encima de los 30.000 millones, para «acentuar la creación de empleo de mayor calidad y estimular la actividad económica».

Díaz localizó como incertidumbres el futuro de la UE y la situación de Cataluña y anunció que ella misma acudirá al próximo Comité de las Regiones, a Bruselas, para defender la posición de Andalucía y reclamar a Europa «abandonar la política de recortes y una mirada solidaria al Sur». También pidió un reparto justo de los fondos FEDER, en el marco de los presupuestos 2020-2027 que se deciden esta primavera, y del Fondo Social Europeo, junto con reformas «que garanticen que el euro no entre en crisis y fortalezca nuestra economía, empezando por completar la unión bancaria».

Sobre Cataluña, Susana Díaz lamentó que algunos quieran «seguir caminando en el error y el precipicio», pese a que el balance de lo que se ha dado en llamar del «procés» no puede ser más desolador. «Cataluña no merece tal situación, ni España en su conjunto, tampoco», apostilló. Tras defender la reforma de la Constitución, la presidenta pidió una financiación justa para Andalucía: «no queremos más que nadie pero tampoco nos vamos a conformar con menos. Queremos lo que es justo y lo que le corresponde a Andalucía». Cada año de prórroga, indicó, «y llevamos desde 2014», cuesta a la comunidad 1.000 millones. A ello vinculó como riesgo «la falta de estabilidad en España y la falta de presupuesto estatal, que nos congele las liquidaciones de las entregas a cuenta».

Asimismo, la presidenta advirtió de que la falta de Presupuestos Generales del Estado « no puede suponer que se congelen 800 millones por las entregas a cuenta, porque eso sería nefasto en un momento de recuperación económica».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos