Susana Díaz acude a la receta de más Andalucía igual a PSOE en el mitin del 28F

Susana Díaz exhibió de nuevo el gran apoyo de los socialistas andaluces en el mitin con motivo del 28F en Sevilla. /Julio Muñoz. Efe
Susana Díaz exhibió de nuevo el gran apoyo de los socialistas andaluces en el mitin con motivo del 28F en Sevilla. / Julio Muñoz. Efe

La presidenta reivindica su gestión y la herencia recibida, incluida la de Chaves y Griñán, a los que ensalza por su «honestidad»

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

La receta no es nueva y siempre le ha funcionado al PSOE hasta ahora, la de aferrarse a la bandera de Andalucía y hacer que los logros del pasado en democracia y el presente estén ligados al único partido que la ha gobernado para ganar de nuevo la confianza de los ciudadanos cara al futuro. Susana Díaz no arriesga y ayer se vio en Sevilla en el mitin del PSOE andaluz con motivo del 28F que aplicará la misma fórmula con vista a las elecciones autonómicas, de las que solo ella sabe la fecha.

El mitin sonó a balance. Díaz reivindicó su gestión de cuatro años (500.000 parados menos, subrayó) y también el progreso de Andalucía gracias a los presidentes socialistas que le precedieron. Los señaló con nombres y apellidos, esta vez a todos, incluso Manuel Chaves y José Antonio Griñán, que están siendo juzgados en la Audiencia de Sevilla por el 'caso de los ERE', a los que envió un mensaje cariñoso subrayando la «honestidad» de ambos. A todos ellos (Borbolla estaba presente) los hace protagonistas de la conquista autonómica y su desarrollo. «El 28F es producto de la política», dijo frente a los que desprestigian ahora este oficio. «Hemos hecho las cosas bien, incluso en algunos años que han sido muy complicados, pero creo en la política, habremos cometido errores, pero hemos hecho grandes cosas para Andalucía», dijo para añadir no estar contenta por el paro aún existente.

Habló todo el rato del PSOE-A, de sus logros en esta comunidad, pero de tal modo que siempre pareció que lo hacía solo de Andalucía. El lema del acto, en el que congregó a 3.500 militantes y simpatizantes socialistas de toda la comunidad era delator: «Más Andalucía que nunca». El formato contribuyó de gran manera: Todo el escenario de un teatro en La Cartuja era de color verde bandera y alusiones al 28F con el anagrama del PSOE en los laterales. Los asistentes ondearon numerosas enseñas andaluzas recién estrenadas, la gran mayoría sin el nombre del partido. El acto contó con un presentador de lujo, Manu Sánchez, uno de los humoristas de mayor popularidad, el grupo Las Migas y una coral para cantar el himno andaluz como colofón. Un despliegue muy cuidado como en los mejores tiempos del PSOE.

Ambiente relajado

En este ambiente relajado y festivo, entre risas por los chistes de Manu Sánchez, la presidenta de la Junta lanzó mensajes conocidos en reivindicación del papel protagonista de Andalucía en España, su reafirmación de sentirse «tan orgullosa de ser española como profundamente orgullosa de ser andaluza», además de proclamarse «militante del feminismo» y pedir el apoyo a la huelga feminista del 8 de marzo para «decir sí a la igualdad».

Díaz no dijo nada nuevo, pero sí remarcó las líneas de su discurso y sobre todo de su impronta personal con una mirada obvia a las urnas. En un año en el que se conmemora el 40 aniversario de la Constitución y del Pacto de Antequera, pero también se vive una tensión descomunal por el conflicto de Cataluña, recordó que la consecución de la autonomía andaluza se vivió «sin un reproche a España», pese al atraso del que se partía. Criticó a los que ahora dividen entre buenos y malos y habló de que la lectura de la Constitución se hace «con acento andaluz» porque fue gracias al referéndum del 28F cómo se garantizó la «igualdad» territorial.

Hizo esta mención para rebelarse contra las críticas al acento andaluz a famosos en los últimos días, que ella enmarca en un sentido clasista y supremacista de otros territorios. No lo dijo, pero aludía a Cataluña. Opina que esos ataque no son gratuitos. «Situar nuestro acento como el de vagos o gente ignorante e inculta, se produce cuando un andaluz o una andaluza destaca. Nos recuerdan que no estaba escrita la historia para eso».

Díaz, que fue trufando su discurso con éxitos de la gestión de la Junta, dijo que es «tan generosa» Andalucía que hoy llaman desde toda España a Granada para pedir colaboración «a quienes han logrado por primera vez la piel artificial que permite curar a los grandes quemados», equipo del Virgen de las Nieves que ha recibido la medalla de Andalucía.

Reclamó otra vez a Rajoy una nueva financiación autonómica y recordó al PP y Cs que los andaluces no apoyan a quienes no les defienden, en alusión al pacto pendiente de votarse en el Parlamento. «Nuestra tierra no volverá a ser nunca una comunidad de segunda, ni Andalucía ni ninguna otra», enfatizó.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos