«Por supuesto que no los maté», dice el acusado del doble crimen de Almonte

El fiscal asegura que «no hay dudas» de la culpabilidad del único encausado por la muerte de un hombre y su hija de 8 años

SUR

huelva. F. J. M., el único acusado por el doble crimen de Almonte (Huelva) en el que perdieron la vida una niña de 8 años y su padre, aseguró ayer en el juicio que se celebra contra él en la Audiencia Provincial de Huelva, que «por su puesto que no los maté».

A preguntas del fiscal, Pablo Mora, definió como «una bellísima persona» y «un padre excepcional», a M. A. D., el fallecido, al que conocía porque eran compañeros de trabajo en el mismo supermercado y con el que mantenía una «relación cordial», remarcando que «no tenía enemigos», recoge Efe

Asimismo, afirmó que «nunca» tuvo problemas con él a pesar de que éste sabía que tenía una relación extramatrimonial con su mujer, Marianela Olmedo -que también era empleada del supermercado-, por lo cual incluso había terminado con su anterior pareja después de once años.

Con respecto a la niña dijo que tenía más relación con ella que cuando M. A. D. y Marianela Olmedo y él con su antigua novia salían en pareja, pero que cuando ambos comenzaron la relación «yo la evitaba porque la situación no era adecuada».

El fiscal, Pablo Mora, argumentó al inicio de la vista ante el jurado popular de que «no hay dudas» de la culpabilidad de F. J. M., ya que las pruebas son «claras y con contenido incriminatorio», mientras que su defensa, ejercida por el letrado Francisco Baena Bocanegra, mantuvo la inocencia de su cliente y que el ADN hallado «en unas toallas limpias fue por transferencia», al contrario de la posición de las acusaciones, que mantienen que «el ADN es reciente y por contacto directo».

María Espinosa, la madre y abuela de las víctimas declaró a las puertas de la sala a Europa Press que F. J. M. es un «psicópata», y que «confía en la justicia» y espera que sea condenado.

Fotos

Vídeos