Sólo 4.000 parados reciben ahora la formación suspendida desde 2013

L.G.-S. SEVILLA

Varias veces ha anunciado la Junta que los cursos de formación, suspendidos en 2013, se reanudaban. A la vuelta de verano parecía ser ya la definitiva, pero ahora, a punto de acabar 2017, la normalización está lejos de producirse. Si bien los cálculos son que cuando la convocatoria esté al cien por cien de ejecución, se alcanzarán los 1.500 cursos con más de 22.800 beneficiarios, y un gasto público que se situará en los 64 millones de euros, a fecha de hoy se están impartiendo 273 acciones formativas en las que participan 4.042 desempleados de las ocho provincias.

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero, ofreció estos datos en la comisión parlamentaria, en respuesta a una pregunta d e Ciudadanos, y dijo que ya se han desembolsado a las entidades que van a impartir los cursos 11 millones de los 15,5 a los que ascienden los anticipos previstos en toda la convocatoria.

En cuanto a las Escuelas Taller y Talleres de Empleo, anunció que en esta semana se están publicado las resoluciones provisionales de la actual convocatoria, que alcanzará los 181 proyectos de los que se beneficiarán 2.715 andaluces. La convocatoria definitiva estará resuelta a final de noviembre y posteriormente se realizarán los procesos de selección de directores, personal formador y personal de apoyo de las Escuelas Taller y los Talleres de Empleo, así como la selección de alumnado.

Cs pide facilidades para el acceso de las empresas formativas a las nuevas convocatorias

La normativa andaluza de las Escuelas Taller, explicó el consejero, se está adaptando en la actualidad a la legislación estatal.

El diputado de Cs Carlos Hernández White reclamó que la reactivación de los cursos sea «más eficiente» y pidió que se tenga en cuenta la situación de las empresas de formación, muchas de las cuales no pueden optar a los cursos por no estar cerrado el proceso de adjudicación de años anteriores.

El diputado naranja dijo que es necesaria una interpretación más flexible de la norma e insistió en la necesidad de que se reduzca la burocracia en las delegaciones territoriales, así como criticó una «interpretación arbitraria de la orden» por parte de éstas.

Hernández White dijo que hay que «poner una marcha más», dada la importancia del problema del paro en Andalucía.

Por su parte, la portavoz de Empleo del Grupo Popular, Teresa Ruiz Sillero, cargó contra la presidenta de la Junta, Susana Díaz, quien, dijo tiene que explicar a los andaluces «por qué mantiene paralizadas las políticas de formación para el empleo en Andalucía».

Aseguró que «la formación no se vuelve a poner en marcha porque Susana Díaz no quiere; porque no sabe cómo hacerlo después de las consecuencias del fraude de la formación», y propuso quedé las explicaciones durante el Debate del Estado de la comunidad que se celebrará en el Parlamento la semana que viene.

Ruiz Sillero consideró «increíble» que después de seis años de paralización de los cursos «los andaluces aún no sepan por qué no hay formación para el empleo, por qué la pararon y por qué son incapaces de ponerla en marcha; ni justifican por qué se han perdido los mil millones que había que destinar a la formación».

Fotos

Vídeos