El PP solicita que Susana Díaz testifique en el juicio del 'caso ERE'

Magdalena Álvarez, el abogado José María Mohedano y José Antonio Griñán a la entrada del juicio . :: eP/
Magdalena Álvarez, el abogado José María Mohedano y José Antonio Griñán a la entrada del juicio . :: eP

El abogado de Griñán pide la nulidad de la instrucción porque esta fue dirigida por el juez no natural del juzgado

MARÍA DOLORES TORTOSA SEVILLA.

El PP, acusación popular en el juicio del 'caso ERE', ha solicitado la comparecencia en el mismo de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, como testigo «por su amplio conocimiento» de los hechos. La vista oral que enjuicia, entre otros 22 excargos de la Junta, a los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán por el supuesto uso ilegal de un procedimiento administrativo para conceder ayudas sociolaborales, se reanudó ayer en la sección primera de la Audiencia Provincial de Sevilla con las cuestiones previas de las partes. En la exposición de las suyas, el abogado del PP, Luis García Navarro, sorprendió con la petición para que al listado de 117 testigos sea ampliado con la comparecencia de la presidenta de la Junta, el vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios, y la exconsejera de Presidencia y ahora senadora Mar Moreno, entre otros.

El abogado del PP justificó la petición en que Díaz tiene gran conocimiento de los hechos enjuiciados según se desprende de sus intervenciones en el Parlamento andaluz, por lo que entiende que debe someterse a las preguntas de las partes en el juicio. También argumenta que Díaz era consejera de Presidencia (2012-2013) cuando se modificó el procedimiento para la concesión de las ayudas sociolaborales, objeto de este juicio.

Sobre Jiménez Barrios dijo que puede aportar luz sobre la materia enjuiciada ya que fue alcalde de Chiclana, ayuntamiento que recibió una subvención con cargo a la partida de las ayudas sociolaborales de la Junta ahora investigada. Sobre la petición de que testifique Mar Moreno también argumenta su conocimiento de la causa cuando era consejera de Presidencia en 2011, cuando comenzó la investigación judicial. Moreno llegó a aparecer como preimputada en el escrito que la jueza Mercedes Alaya elevó al Tribunal Supremo en 2014, pero el alto tribunal archivó las diligencias contra ella.

El presidente del tribunal, Juan Antonio Calle Peña, preguntó a los fiscales si quieren argumentar algo sobre la petición del PP, a lo que los representantes del Ministerio Público, un tanto sorprendidos, respondieron que deben «estudiar en profundidad» las propuestas de los abogados de la acusación popular.

La reacción del Gobierno andaluz tardó poco. «Ya tienen que estar muy desesperados en el PP para pedir esas tres comparecencias», respondió el portavoz del Gobierno, Juan Carlos Blanco, al ser preguntado en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno. Blanco calificó de «ridículo» lo que pide el PP en el juicio, que achacó a un intento de hacer ruido y «ganas de enfangar». «Hasta para hacer el ridículo hay que valer y parece que tampoco vale para esto el señor Moreno Bonilla», dijo en alusión al presidente del PP-A.

El tribunal decidirá si atender o no la petición del PP, a la que, por lo pronto, solo se ha sumado Manos Limpias y la Fiscalía se lo está pensando. En caso afirmativo, obligaría a Susana Díaz a hacer el paseíllo hasta la Audiencia de Sevilla, distante apenas 500 metros del palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta.

Entre otras peticiones planteadas en las cuestiones previas al tribunal destaca la de nulidad del juicio realizada por el abogado José María Mohedano, defensor de José Antonio Griñán y José Antonio Lozano, exviceconsejero de Presidencia. Mohedano solicita la anulación de la instrucción desde enero de 2016, cuando se hace cargo de ella el juez de refuerzo Álvaro Martín, instructor del auto del procedimiento abreviado de la pieza política de mayo de 2016 y del auto de apertura de juicio contra los 22 procesados de octubre del mismo año.

Considera que al asignarse la pieza política a Álvaro Martín se nombró «un juez ad hoc» para la causa, vulnerando el derecho al togado natural. En este caso, una vez que Mercedes Alaya pasó a la Audiencia de Sevilla a petición propia, la jueza natural hubiera sido su sucesora al frente del juzgado 6 de Sevilla, María Núñez Bolaños. Mohedano citó como ejemplo el que, una vez dictado el auto de apertura del juicio, Martín renunció como juez de refuerzo en el número 6 y pasó al número 4, del que ahora es titular.

Salida de Manos Limpias

El abogado Alfonso Martínez del Hoyo, defensor del exconsejero Antonio Fernández, solicitó la salida del juicio de Manos Limpias como acusación popular dado que los máximos dirigentes del sindicato están siendo investigados por extorsión. La propuesta fue respaldada por otros abogados de la defensa.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos