Sindicatos vinculan la muerte de un trabajador en Morón con un golpe de calor

SUR SEVILLA.

CC OO y UGT han vinculado la muerte de un trabajador de 54 años que realizada tareas de asfaltado en la carretera A-406, que une las localidades sevillanas de Morón de la Frontera y Pruna, con un posible golpe de calor, puesto que había decretada alerta naranja.

Según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), el miércoles en Morón de la Frontera se superaron los 43 grados y a las 21.00 horas, cuando Emergencias Sanitarias recibió el aviso por la muerte del trabajador, la temperatura aún estaba por encima de los 39 grados.

En un comunicado, el secretario de Acción Sindical de CC OO de Sevilla, Carlos Aristu, afirmó que «está fuera de toda lógica y posiblemente de la legalidad que con alerta naranja por altas temperaturas» un trabajador tuviera que asfaltar una carretera «con aglomerado a más de 170 grados».

La secretaria general del Sindicato Provincial de Construcción y Servicios de CC OO de Sevilla, Mercedes Santoja, ha apuntado que ese tipo de empresas tienen que «contar con un plan de seguridad específico y autorización para poder llevar a cabo tareas de asfaltado de carreteras saltándose la jornada intensiva»

CC OO investiga «si este plan existía, si se tomaron las medidas de seguridad correspondiente y cuántas horas llevaban trabajando estas personas» cuando el trabajador perdió la vida. En cualquier caso, considera que «no es lógico que trabajadores tengan que estar desempeñando tareas tan duras como el asfaltado de carreteras con las temperaturas extremas». Denuncia los incumplimientos diarios por parte de empresas que «juegan con la vida de sus trabajadores solo para maximizar beneficios».

Fotos

Vídeos