La sentencia podría desbloquear la ejecución de 1.200 viviendas en la costa malagueña

El documento frenó nuevos desarrollos urbanísticos en Vélez-Málaga, Manilva y Estepona

J. HINOJOSA MÁLAGA.

En el caso de la provincia de Málaga, el Plan del Corredor Litoral anuló proyectos que suponían la construcción de un total de 1.200 viviendas que ahora podrían tener la opción de retomarse, en el caso de cobrar firmeza la sentencia del TSJA. De esa cantidad, más de la mitad estaban previstas en la costa de Vélez-Málaga, donde el plan blindó seis sectores urbanísticos: Valle de Niza, Torre Jaral, Arroyo El Cabo, El Pinto, La Serrezuela y Loma de Juanelo. El Ayuntamiento veleño alegó al plan tramitado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio que algunos de ellos estaban aprobados como polos de dinamización turística del municipio y que incluso ya tenían trámites en marcha. Pero finalmente, estos argumentos no fueron tenidos en cuenta por los responsables del Gobierno andaluz.

Como tampoco aceptaron los del Consistorio de Manilva, donde se preservó un sector de más de 30 hectáreas denominado Loma del Rey en el que estaba prevista la construcción de 303 viviendas, ni parte de las alegaciones planteadas por el Ayuntamiento de Estepona, donde el plan anuló la realización de 321 casas en la playa de Guadalmansa.

Expertos en urbanismo consultados por este periódico apuntaron que esta sentencia del TSJA viene a traer «más incertidumbre aún e inseguridad jurídica» para el urbanismo en el litoral andaluz, ya que argumentaron que, hasta que no se confirme si es firme o no, o hasta que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio encuentre una vía jurídica para hacer valer el contenido del Plan del Corredor del Litoral, no se sabrá con certeza si las promociones residenciales y hoteleras que fueron anuladas hace dos años podrán finalmente ejecutarse.

En esta tesitura se encuentra el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, el más afectado en la provincia por los límites de nuevas urbanizaciones que impuso el plan. Actualmente, esta localidad está inmersa en una revisión de su Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) para la que había previsto calificar los suelos protegidos por el Plan del Litoral como no urbanizables de especial protección. Tras conocer esta sentencia, fuentes cercanas a la elaboración de esta revisión del PGOU admitieron que tendrán que esperar a comprobar si sus efectos son definitivos o no. Asimismo, apuntaron que todavía no se conocen los cambios que el Gobierno andaluz ha anunciado para la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía, cuya reforma modificará parámetros de la ordenación urbanística.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos