Seis detenidos en Ceuta por usar recetas militares falsificadas para conseguir psicotrópicos en farmacias andaluzas

Seis detenidos en Ceuta por usar recetas militares falsificadas para conseguir psicotrópicos en farmacias andaluzas

Boticas de Málaga capital, Torremolinos y Fuengirola, en la lista donde se dispensó el medicamento

EUROPA PRESS

La Guardia Civil de Ceuta ha detenido a seis personas y mantiene como investigadas a otras doce como presuntas integrantes en distinto grado de una organización criminal dedicada a comprar recetas médicas expedidas a militares, para falsificarlas y adquirir con ellas un medicamento psicotrópico en farmacias de distintas ciudades de Andalucía.

Durante el desarrollo de la 'Operación Celador', que la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia local de la Benemérita arrancó en marzo de la mano del Instituto Social de las Fuerzas Armadas (ISFAS) de la ciudad autónoma, se pudo constatar que la trama había conseguido reunir 241 cajas 'Rivotril' con un total de 14.460 comprimidos que se había dispensado mediante la utilización irregular de 273 recetas médicas.

Gracias a las pesquisas realizadas se ha determinado la existencia de un grupo «organizado» que pagaba cien euros por talonarios de recetas médicas para posteriormente manipularlas y falsificarlas «con el uso de un sello de un supuesto facultativo».

Dado que las farmacias de Ceuta están más controladas por operativos policiales similares anteriores, la adquisición de los comprimidos del medicamento, cuyo componente activo psicotrópico está basado en el clonazepan, se efectuaba en Cádiz, Algeciras, Málaga, Torremolinos, Granada y Fuengirola con el único objetivo «de intentar no ser detectados».

La Guardia Civil imputa a los detenidos e investigados, según su grado de participación, presuntos delitos contra la Salud Pública, de falsedad en documento público, hurto, usurpación de estado civil y pertenencia a grupo criminal.

«El fármaco intervenido», ha explicado la Benemérita en un comunicado a los medios este jueves, «pertenece al grupo de las benzodiacepinas, que actúan sobre el sistema nervioso central como ansiolíticas, sedantes e hipnóticas y el género intervenido podría alcanzar en el mercado un valor aproximado de 100.000 euros».

El Instituto Armado cree que el destino de «la mayor parte de la sustancia psicotrópica intervenida» hubiera sido Marruecos, «donde bajo la denominación de 'karkubi' y mezclada con hachís o alcohol llega a provocar alucinaciones y efectos psicológicos de mayor envergadura con grave riesgo para la integridad física de sus consumidores».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos