Rosa Aguilar, sorprendida por la declaración de Alaya sobre el juicio del 'caso ERE'

Rosa Aguilar con el presidente del TSJA, ayer en Granada. /EFE
Rosa Aguilar con el presidente del TSJA, ayer en Granada. / EFE

«Cada persona es dueña de sus palabras», dice la consejera de Justicia sobre la «fea incertidumbre» de la jueza si el recurso es visto por el TSJA

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

La consejera de Justicia e Interior, Rosa Aguilar, se mostró ayer sorprendida por la injerencia de la jueza Mercedes Alaya en el juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Sevilla sobre el 'caso ERE', del que fue la primera instructora. Aguilar admitió su sorpresa por las manifestaciones de Alaya en Valencia poniendo en duda la imparcialidad de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y barruntando «una incertidumbre fea» si el caso pasa a esta porque uno de los miembros del tribunal fue votado por el Parlamento andaluz.

La consejera manifestó en Granada que no quiere hacer «un juicio de valor de las palabras de nadie», aunque admitió que las declaraciones de la magistrada «no dejan de sorprender en estos momentos», en alusión a que las dijera el pasado jueves, cuando se celebraba la segunda jornada del juicio a Chaves, Griñán y otros 20 excargos de gobiernos socialistas de la Junta en la llamada pieza política del caso.

Mercedes Alaya realizó sus polémicas afirmaciones en un foro en Valencia sobre la independencia judicial. Al ser preguntada por el juicio del 'caso ERE', respondió que sus «sensaciones son buenas» al considerar que la instrucción está bien hecha. Si bien da por hecho que la sentencia sería recurrida y pasaría a la Sala de lo Civil y Penal del TSJA, «en la que un tercio de sus miembros ha sido elegido por el Parlamento autonómico y el presidente del Tribunal, al que tengo todos mis respetos, también es un cargo discrecional». «Esa apariencia, aunque sean los mejores profesionales del mundo, es lo que nos quita el sueño a muchos, nos genera una sensación de incertidumbre fea que no querríamos tener», dijo según informó Efe.

El TSJA aclaró el pasado viernes que si hay recurso a la sentencia de la Audiencia de Sevilla, no será el tribunal andaluz el que lo vea, sino que pasará al Tribunal Supremo, lo que dejó en evidencia que la jueza Alaya pudo haber metido la pata. La reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal establece que sean los tribunales autonómicos los que resuelvan los recursos a sentencias en las audiencias provinciales, si bien entró en vigor para instrucciones a partir de diciembre de 2015. La causa de los ERE comenzó su instrucción en 2011, aunque es verdad que al ser separada en piezas, las diligencias e instrucción de la que ahora se juzga se abrió en noviembre de 2015. En ambos supuestos, según fuentes del TSJA, el recurso sería visto por el Tribunal Supremo. No ocurrirá así con las otras piezas del caso.

Rosa Aguilar se reunía ayer con los miembros de la sala de gobierno del TSJA, que preside el magistrado Lorenzo del Río. Antes de entrar a la reunión fue abordada por los periodistas sobre Alaya. «Cada persona, en este caso la jueza Alaya, es dueña de sus palabras, y será la ciudadanía y los propios medios de comunicación quienes tengan que valorar si esas palabras ha lugar o no ha lugar haberlas pronunciado en estos momentos», dijo, según Efe.

La consejera añadió que no cree que haya «incertidumbre por parte de nadie» sobre la imparcialidad de los jueces. «Siento un profundo respeto por la administración de Justicia y por cada uno de los jueces que la conforman», aseveró la consejera, rehusando después seguir hablando del tema.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos