Rosa Aguilar insta al Gobierno a estar atento a la protección de los niños de Juana Rivas

Juana Rivas, la madre de Maracena. :: sur/
Juana Rivas, la madre de Maracena. :: sur

La consejera de Justicia desvela que la madre de Aracena habla ya a diario con sus hijos, que viven en Italia con su padre

MARÍA DOLORES TORTOSA SEVILLA.

Juana Rivas puede ya hablar cada día con sus hijos. Así lo ha desvelado la consejera de Justicia e Interior de Andalucía, Rosa Aguilar, a preguntas de los periodistas ayer cuando presentaba el octavo Congreso para el Estudio de la Violencia contra las Mujeres.

Juana Rivas perdió el contacto con sus hijos cuando el pasado 28 de agosto acatara finalmente la orden judicial que le obligaba a entregar a los menores, de 3 y 11 años, a su padre, Francesco Arcuri, con quienes los niños viven desde entonces en la pequeña isla italiana Carloforte, donde tienen fijada su residencia. Tras una orden judicial del país italiano y después de numerosos intentos de contactar con los pequeños, Juana Rivas ha logrado hablar con ellos y ya «parece» que lo hace cada día, indicó la consejera andaluza de Justicia.

La madre granadina acudió el pasado 5 de septiembre a declarar ante el Juzgado de Instrucción 2 de Granada como investigada por la presunta sustracción de sus dos hijos, con quienes estuvo casi un mes en paradero desconocido para no entregarlos a su expareja, que fue condenado en 2009 por lesionarla y al que Juana denunció nuevamente por maltrato en julio de 2016.

Rosa Aguilar reiteró ayer que la Junta de Andalucía nunca instó a Juana Rivas a «incumplir ninguna decisión judicial», en alusión a que la madre permaneciera oculta con sus hijos, aunque sí mostró su preocupación por que «una persona condenada por maltrato no puede ser un buen padre», en alusión a la condena contra Arcuri en España.

Una vez en Italia, Arcuri arremetió contra la las autoridades y periodistas españoles a los que dijo que denunciaría ante los tribunales. Rosa Aguilar respondió que no tiene constancia de haber recibido ninguna notificación oficial al respecto.

La consejera de Justicia reclamó prudencia hasta esperar a conocer la decisión de los tribunales italianos sobre la denuncia de malos tratos de Juana y la custodia de los niños, pero también instó al Gobierno central a estar «atento» con la protección de los niños en Italia. En este sentido recordó que pese a las diferencias legislativas sobre violencia machista y la consideración de los hijos como víctimas, Italia firmó y ratificó el convenio de Estambul sobre protección de menores. «Eso le obliga», aseveró.

Congreso

El caso de Juana Rivas no figura en el programa de conferencias del congreso internacional sobre violencia machista que tendrá lugar en Sevilla los días 23 y 24 de octubre, si bien Rosa Aguilar admitió que dada su repercusión podría salir en los debates.

Este encuentro pretende poner al día todas las investigaciones sobre cómo erradicar la lacra de los malos tratos machistas, cuando se constata que se ha duplicado el número de mujeres en riesgo extremo de violencia. En lo que va de año han sido asesinados en España 30 mujeres y seis niños (seis mujeres y un niño en Andalucía) por sus parejas y padres.

Más

Fotos

Vídeos