Romera también declara como testigo en el juicio de los ERE

SUR SEVILLA.

Los exvocales del Consejo Rector de la agencia pública IDEA Ángel Garijo, Felipe Romera y Juan Carlos Soriano declararon ayer que en este organismo se aprobaba el pago de las ayudas que concedía Empleo, investigadas en el caso ERE, como un «trámite» y sin «ninguna duda» de la legalidad de las mismas.

Los tres testificaron en el juicio de la pieza política del caso ERE contra 22 ex altos cargos de la Junta -entre ellos los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán- acusados de prevaricación y malversación por crear o mantener un «procedimiento específico» con el que durante una década el Gobierno andaluz dio 741 millones en ayudas sociolaborales y a empresas en crisis de forma arbitraria y eludiendo el control, según la Fiscalía.

El presidente del PTA, Felipe Romera, declaró que recibían una «información genérica» en la que «se recalcaba que la documentación» relativa a la concesión de la ayuda «no estaba en la agencia y por lo tanto los miembros del consejo rector no teníamos acceso». Además, dijo que de los convenios de ayudas sociolaborales inferiores a 450.000 euros que firmaba directamente el director de IDEA sin necesidad de que lo autorizara el Consejo, éste no informó mientras él fue vocal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos