Una relación de dos años que se estaba consolidando

J. R. V. GRANADA.

José Miguel y María del Mar, los dos jóvenes aparecidos muertos en el campo de tiro de Las Gabias la noche del jueves, mantenían una relación sentimental desde hacía dos años. Se solían ver con bastante frecuencia, aunque ella residía en Granada y él en el municipio de Ogíjares. En principio, no hay indicios, hasta donde saben los investigadores, de que hubiera problemas en la relación, tal y como han declarado las personas allegadas del entorno de ambos.

Las familias tanto de él como de ella eran conocedoras de que existía una relación sentimental entre José Miguel y María del Mar. Ella estudiaba la carrera de Filología Hispánica en la Universidad de Granada, mientras que su pareja trabajaba como repartidor de bebidas junto a su padre en el cinturón metropolitano de Granada.

Ambos vivían con sus familias en sus respectivos domicilios y, según las fuentes consultadas, José Miguel no solía compartir muchos momentos con los padres de su pareja, más bien prefería mantener una relación con ella sin congeniar mucho con sus progenitores. De la joven María del Mar hablan maravillas las personas consultadas: «Era muy responsable, guapa, alegre y le gustaba dar la cara por sus amigas». Sobre su pareja, el joven José Miguel, el alcalde de Ogíjares, Francisco Plata, lo tachó ayer de «muy buena gente, trabajador, un chico tranquilo y que nunca se había metido en problemas».

Ella tenía una hermana y él dos hermanas mayores. Las familias de los dos son trabajadores y ambas están destrozadas por la tragedia ocurrida la noche del jueves en el campo de tiro de Las Gabias con la muerte de los dos jóvenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos