Reforzada la lucha contra el narcotráfico en las costas andaluzas

Un agente vigila la descarga de las 18 toneladas de hachís incautadas. :: RICARDO GARCÍA / EFE/
Un agente vigila la descarga de las 18 toneladas de hachís incautadas. :: RICARDO GARCÍA / EFE

Capturado un barco con 18 toneladas de hachís en Almería y desarticulado en el Campo de Gibraltar un grupo que daba servicio a otras bandas

M.CARCELES/L.G-S. ALMERÍA/SEVILLA.

Las Fuerzas de Seguridad se apuntaron ayer dos importantes tantos en la lucha contra el narcotráfico en las costas andaluzas. En el puerto de Almería descargaron las 18 toneladas de hachís que portaba un mercante con bandera de las Islas Comoras, capturado por una patrullera de Vigilancia Aduanera, mientras la Guardia Civil detenía a 25 personas de una organización que prestaba servicios de transporte y alijo a otras bandas de narcos.

José Cobo, portavoz de la Asociación Española de Guardias Civiles, atribuyó los recientes éxitos en la lucha contra el narcotráfico al aumento de efectivos enviados a la zona, sobre todo del Campo de Gibraltar, donde se han destacado agentes especialmente preparados, de los GAR y los GRS, en un número que no se ha dado a conocer. Gracias a ello investigaciones en curso han podido ser «explotadas», es decir llevadas hasta el final. «Cuando hay gente, la Guardia Civil trabaja y consigue resultados», dijo Cobo, que llama la atención de que en le Campo de Gibraltar el 33% de la plantilla está de vacaciones, por lo que «si no hubiera refuerzos la situación sería insostenible».

La AEGC reclama que se recupere la plantilla, pues durante la cual se han perdido 15.000 puestos, y que se creen unidades especiales estables en los puntos calientes.

Ruta del narco

La operación de Almería, una de las mayores de la historia, se produjo en una inspección rutinaria porque el barco transitaba por una ruta habitual del narcotráfico. La operación se desarrolló la tarde del martes, cuando el mercante 'Lady Boss' se encontraba a 32 millas náuticas al sur del Puerto de Almería, en aguas internacionales cuando la patrullera de vigilancia Aduanera 'Alcaraz', con apoyo de la Benemérita abordó el buque, en cuya bodega se encontró los casi 18.000 kilos de hachís en 6000 fardos. Tras la interceptación, enmarcada en la Operación Indalo -de vigilancia marítima sobre las redes de inmigración irregular y el narcotráfico en el Mar de Alborán por parte de la Agencia Europea Frontex- se produjo la detención de los trece tripulantes, once de ellos de nacionalidad ucraniana y dos de origen búlgaro.

En el Campo de Gibraltar la Guardia Civil se ha incautado de 5,2 toneladas de hachís en tres alijos sucesivos, y ha detenido a 25 presuntos narcos e identificado a otros 45 por transportar y alijar droga de otras bandas desde Marruecos hasta España. La Benemérita se ha hecho con numerosas lanchas rápidas y otro material y asegura que la organización tenía gran capacidad logística y establecía perímetros muy herméticos y amplios para dificultar la intervención policial.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos