Rajoy marca a Andalucía como territorio clave para «volver a ganar elecciones»

Mariano Rajoy y Juanma Moreno, en una caminata por la playa de Cádiz ayer./SUR
Mariano Rajoy y Juanma Moreno, en una caminata por la playa de Cádiz ayer. / SUR

Juanma Moreno pide al PP andaluz «una corriente de positividad e ilusión» para conseguir ser el próximo presidente de la Junta

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Otro fin de semana de Mariano Rajoy en Andalucía. Con su presencia desde el viernes en la provincia de Cádiz ya van seis este año en el que ha viajado a Andalucía, con actos del PP en Córdoba, Málaga y dos veces en Sevilla, además del fin de semana con su familia en plan privado en Ronda. Con su presencia Rajoy no solo procura dar visibilidad mediática a la candidatura de Juanma Moreno para la Presidencia de la Junta y de los alcaldables, sino que marca de forma clara a Andalucía como un territorio clave para alejar la amenaza del 'sorpasso' de Ciudadanos y «volver a ganar elecciones» . Frase esta que repitió con énfasis varias veces en el mitin ayer en Jerez tras pasearse desde el viernes por la tarde por varios lugares de la provincia de Cádiz, incluida la capital.

Cádiz era una de las cinco provincias andaluzas en las que el PP ganó por votos en las elecciones generales de junio de 2016, que le permitió obtener 23 de los 61 escaños de esta comunidad en el Congreso. Solo en Sevilla y Huelva ganaron los socialistas. En aquella segunda vuelta de las generales, el PP retomó la hegemonía electoral en Andalucía un año después de que Susana Díaz reconquistara en las autonómicas y municipales para el PSOE ser la fuerza más votada.

Aquel resultado de junio de 2016 dio alas a Juanma Moreno para recuperarse del varapalo de las autonómicas de 2015, en las que llevó al PP andaluz de 50 a 33 escaños. Supuso una inyección de moral que engordó con el intento fallido de Susana Díaz de catapultarse a la política nacional en mayo de 2017.

En un año aquel globo de expectativas se ha desinflado. El reguero de la sangría de votos del PP en las encuestas a favor de Ciudadanos también alcanza Andalucía. El último sondeo del Centro de Estudios Sociológicos (CIS), cuyo avance se dio a conocer esta pasada semana, ratifica que el PP pierde su hegemonía en Andalucía en unas generales a celebrar ahora, según ha podido saber este periódico. Solo se mantiene a flote en Almería y a duras penas en Málaga, donde Ciudadanos le come bastante terreno. La encuesta está realizada en abril, después de la convención nacional del PP en Sevilla destrozada por el escándalo del máster de Cristina Cifuentes y en el que también resultó un fracaso la puesta en escena de la candidatura de Moreno.

Cuando Fernando Martínez Maíllo comenzó a llenar la agenda de Rajoy de visitas a Andalucía desde enero el objetivo de Moreno, gran amigo del vicesecretario de Organización del PP, era obtener el aval del presidente del partido para afrontar la carrera a la Presidencia de la Junta sin sobresaltos. Ahora hay algo más trascendente para el PP. Las andaluzas serán las primeras elecciones en las que se medirá si el efecto Ciudadanos es un suflé o no. Para la dirección nacional del PP no se trata solo de las andaluzas, sino de la primacía del partido y de su permanencia en La Moncloa.

Tanto Rajoy como Moreno coincidieron en mensajes para subir la moral de un PP andaluz muy decaído, aunque esta vez se echó en falta que el presidente hablara más del candidato a la Junta. Pareció más volcado en el partido en general, reivindicando el papel que el PP ha tenido en la democracia cuando se cumplen 40 años de la Constitución. «Somos una fuerza política que ha aportado mucho al país», subrayó para sacar pecho de sus años de gobierno, en los que, apuntó, se salvó a España del rescate financiero, se volvió a tener protagonismo en las instituciones europeas, se ha crecido en términos económicos y de empleo por encima de la media europea y se ha cumplido con la promesa de subir las pensiones. «Estamos aquí porque hemos ganado muchas elecciones y en el futuro vamos a seguir ganándolas», arengó.

Ya no cree en el adelanto

También Juanma Moreno centró su intervención en insuflar ánimo al PP andaluz, al que pidió que despliegue una «corriente de ilusión y positividad» para ganar las autonómicas y llevarle a la Presidencia de la Junta. «Tenemos más posibilidades que nunca», dijo convencido de que hay una mayoría en Andalucía que quiere el cambio. «Si me seguís apoyando con ilusión y positividad, no hay ningún sueño que no podamos alcanzar», manifestó.

Ante el clima de desunión en algunas provincias, sobre todo en Sevilla, reclamó que su partido vuelva a ser «una roca» como lo hizo «en tiempos de muchas dificultades». Moreno deslizó que las elecciones autonómicas serán en «menos de un año», dando por cierta la advertencia de Susana Díaz de que agotará la legislatura y desterrando su creencia en un adelanto electoral.

El presidente afirma que el enlace Algeciras-Bobadilla será una prioridad y se terminará

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente regional del PP, Juanma Moreno, también se pusieron de acuerdo en garantizar que el enlace ferroviario Algeciras-Bobadilla para conectar con los corredores europeos Central y Mediterráneo se terminará en el tiempo previsto, 2020, y será una prioridad. «Haremos la Algeciras-Bobadilla porque está en los Presupuestos, afirmó Moreno.

Ni este ni Rajoy avanzaron nada sobre si esta garantía implica que se incremente las partidas en próximos ejercicios o incluso en este, en el que solo hay consignados 32 millones de euros. Este será un asunto clave en la reunión que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, mantendrá con el consejero andaluz del ramo, Felipe lópez. Este encuentro forma parte de los compromisos que Rajoy adquirió con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en la visita que esta realizó a la Moncloa el pasado 19 de abril.

La entrevista entre Íñigo de la Serna y Felipe López estaba programada para el próximo miércoles día 16, si bien fuentes de la Consejería de Fomento informaron ayer que se pospone a petición del ministerio al día 22 de mayo por problemas de agenda del ministro.

Rajoy no hizo ninguna mención al otro asunto clave en las conversaciones con Díaz, el nuevo modelo de financiación autonómica. La Junta está a la espera de que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas convoque la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera antes de que finalice mayo, como le prometió Rajoy a Susana Díaz. Al contrario que otras veces que ha venido el presidente a Andalucía, Díaz no ha apremiado con críticas a Rajoy sobre este asunto, lo que hizo preveer que este quizás iba a anunciar algo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos