La pugna interna en Podemos hace peligrar la confluencia

Maíllo y Rodríguez, el pasado martes en la presentación de la hoja de ruta de la confluencia. :: E. P. /
Maíllo y Rodríguez, el pasado martes en la presentación de la hoja de ruta de la confluencia. :: E. P.

Teresa Rodríguez pide una reunión a Pablo Iglesias para frenar la escalada de «falsedades» como que la plataforma busca romper y hacer un partido nuevo

MARÍA DOLORES TORTOSA SEVILLA.

En un principio era Izquierda Unida la que temía que un sector de críticos a la dirección de Antonio Maíllo pusiera piedras en la rueda de la confluencia con Podemos. La alianza rodaba bien y este pasado martes Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo presentaron juntos una campaña con el lema 'Adelante Andalucía' para captar 50.000 firmas de simpatizantes. En ese momento en Podemos ya habían sonado tambores de guerra. De hecho, en esa presentación Rodríguez respondió más a los periodistas de las críticas de personas de Podemos que de la hoja de ruta que incluye primarias por separado de los partidos y unas conjuntas para elegir a los candidatos a las autonómicas y municipales. También establece una relación de iguales entre ambos partidos en la toma de decisiones.

Aunque el acuerdo de confluencia es nacional, a Pablo Iglesias y Pablo Echenique parece haberles sentado sentado mal que Andalucía intente pilotar el proceso por su cuenta sin su control. Podemos es un partido centralizado. Los órganos regionales no tienen capacidad de decisión en temas electorales. Echenique, responsable de Organización, advirtió que las primarias conjuntas aprobadas en Andalucía contravienen el reglamento de Podemos, que fija para las confluencias primarias por separado y luego una negociación para fijar los puestos en las listas. Este reglamento fue aprobado después de sellarse el acuerdo de la confluencia andaluza hace dos semanas.

La dimisión de la diputada Isabel Franco, ligada a Pablo Iglesias, del Consejo Ciudadano andaluz, se sumó al forcejeo en las redes y comunicaciones internas entre Teresa Rodríguez y Pablo Echenique. Franco alimentó con su dimisión los argumentos de que Podemos Andalucía está controlada por la corriente Anticapitalista y que la alianza con IU solo pretende la desconexión del partido y formar uno nuevo en Andalucía. Una teoría que Teresa Rodríguez desmiente. De hecho errejonistas ajenos a la doctrina Anticapitalista consultados por este periódico suscriben la alianza con IU y coinciden con Rodríguez en desmentir que lo que se pretende es una desconexión. Los errejonistas defienden como Anticapitalista mayor autonomía en Andalucía para elaborar las listas y que estas no vengan impuestas de Madrid.

Como trasfondo también está la pugna de la dirección nacional de Podemos para restar poder a Anticapitalista, uno de cuyos máximos líderes en Andalucía, el alcalde de Cádiz, Kichi, criticó el chalé de Pablo Iglesias y Montero.

Ante el cariz de la situación, el consejo de coordinación ha remitido un escrito a la nacional solicitando una reunión para debatir sobre el reglamento de la confluencia y frenar la escalada de «falsedades» sobre lo que busca la alianza electoral. Defiende que no se disolverán Podemos ni IU porque el formato legal de la confluencia será una coalición electoral, no un partido instrumental, por lo que ambas organizaciones «mantendrán su independencia, identidad, integridad y representatividad, exactamente igual que el formato Unidos Podemos». Además, tanto Podemos como Izquierda Unida tendrán visibles sus nombres en la papeleta definitiva de las elecciones.

La propia Teresa Rodríguez resolverá las dudas sobre la confluencia en un correo que han habilitado (teresa.rodriguez@andaluciapodemos.info) y en las redes sociales ha pedido un «esfuerzo de compresión mutua» para no dar la razón a quienes «ganan» si Podemos tiene problemas.

Ante la posibilidad de que Madrid rompa la alianza andaluza, Antonio Maíllo, respaldado por Alberto Garzón, lanzó ayer un duro comunicado reclamando a Pablo Iglesias y a su dirección que vengan a Andalucía a comprobar cómo funciona la alianza Podemos-IU y la ilusión que está generando. Maíllo defiende a Teresa Rodríguez de las acusaciones contra ella dirigidas desde Madrid.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos