«No hay puerta giratoria, vuelvo a la Universidad, donde he estado desde los 18 años»

José Sánchez Maldonado./G. Cordero
José Sánchez Maldonado. / G. Cordero

José Sánchez Maldonado, nuevo Rector de la UNIA, detalla que tiene que ser una universidad pública que complemente al conjunto del sistema universitario andaluz

Lalia González
LALIA GONZÁLEZ

José Sánchez Maldonado, exconsejero de Empleo de la Junta de Andalucía, afronta con prudencia su nueva etapa como rector de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), tras ser nombrado ayer por por el Consejo de Gobierno, tras el ‘placet’ del Consejo Andaluz de Universidades y aún a la espera de que sea publicado en el BOJA. El que será el tercer rector de esta universidad pública, con sede en el Monasterio de la Cartuja sevillano, se propone aplicar la que ha sido su dedicación en estos últimos años, la dinamización empresarial y económica, a una institución que quiere alinear con los objetivos del Gobierno de Susana Díaz. Maldonado niega además que pueda hablarse de «puerta giratoria», ni en su nombramiento ni en el de Adelaida de la Calle, reciente presidenta de la Corporación Tecnológica de Andalucía, y asegura que vuelve a lo que ha sido su vida desde los 18 años, el mundo universitario.

¿Qué le supone este cargo?

–Una nueva responsabilidad en el trabajo de toda mi vida, porque yo soy universitario, que abordo con muchas ganas. Trataré de desempeñarlo como lo he hecho siempre, con mucho trabajo y con la mayor responsabilidad.

¿Qué balance hace de su etapa en el Gobierno andaluz?

–Estoy orgulloso de los cuatro años en la Consejería de Empleo. He tenido un equipo magnífico que me ha ayudado mucho, totalmente corresponsabilizado con el consejero, que nos ha permitido avanzar mucho. Cualquiera puede ver cómo está y cómo estaba cuando llegamos, de empleo, de formación. Estoy seguro de que el nuevo consejero que viene lo hará mucho mejor que yo, porque las circunstancias son mejores. Y me siento enormemente agradecido a la presidenta por la confianza que ha depositado en mí cuando me nombró presidente de la Autoridad Portuaria de Málaga, cuando me nombró consejero y ahora.

«Ni en el caso de Adelaida ni en el mío valen esas críticas de las puertas giratorias»

¿Qué planes tiene para la UNIA?

–Tiene que seguir siendo lo que hasta ahora, una universidad pública que complementa al conjunto del sistema universitario andaluz. Tiene que ayudarle a a consolidar los objetivos básicos del Gobierno de Andalucía, de modo que el conocimiento se desarrolle y sirva para el sistema productivo andaluz, que ayude a la internacionalización de la economía andaluza y de la cultura andaluza, que incremente ésta, porque la cultura no tiene que ser acumulación de conocimientos, sino que tiene que servir para mejorar la vida de los ciudadanos. En definitiva, tenemos que colaborar en la configuración de la universidad del futuro, con los cambios tecnológicos, la revolución digital, hacer una universidad diferente. Mi agradecimiento a los anteriores rectores, que lo han hecho muy bien y han puesto a la UNIA en un punto de salida magnífico.

«Tenemos que colaborar en la configuración de la universidad del futuro»

Volver al trabajo

¿Qué puede responder a las críticas, en su caso como en el de Adelaida de la Calle, por los nombramientos, que se han llegado a calificar de ‘puerta giratoria’?

–Ni en el caso de Adelaida ni en el mío valen esas críticas de las puertas giratorias, porque estamos donde estábamos. Yo he sido universitario toda mi vida, salvo estos cuatro o cinco años. Adelaida ha estado siempre en la transferencia del conocimiento y es a donde vuelve ahora. Y no es una persona que no tuviera trabajo, regresa al mismo, pero va a sustituir la universidad por la CTA, en la que seguro que hará una gran aportación. Yo en la UNIA haré un trabajo que será de continuidad del que he estado haciendo desde los 18 años. Cuando llegué a la Consejería tenía ya 62. En estos casos no hay puertas giratorias, es muy difícil darle una vuelta al argumento para demostrarlo, porque vamos a volver a nuestro trabajo en la universidad, con el mismo sueldo y la misma consideración que teníamos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos