La ponencia marco del PSOE andaluz omite la definición de una España plurinacional

Juan Cornejo, secretario de Organización del PSOE andaluz. :: europa press

Los socialistas andaluces reivindican que su voz sea oída por el partido en cualquier debate porque gobiernan la comunidad más poblada y es la federación más numerosa

MARÍA DOLORES TORTOSA SEVILLA.

La ponencia marco que el PSOE andaluz llevará para su debate en el congreso regional a finales de julio en Sevilla no sólo omite referirse al «carácter plurinacional» de España como sí recoge el documento político aprobado en el congreso federal socialista de junio, sino que hace hincapié en defender la declaración de Granada de 2013 -que propone un estado federal simétrico de las autonomías- como «nuestro modelo territorial para España y una oferta de pacto político para una reforma constitucional». Esta no es la única diferencia notable del documento con el que Susana Díaz quiere revalidar su liderazgo al frente del PSOE andaluz respecto al federal. También el texto marca distancias con Podemos al contrario que el PSOE de Pedro Sánchez, que abrió una vía de negociación con el partido de Pablo Iglesias.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, logró sacar adelante en el congreso federal su propuesta de «perfeccionar el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado apuntado en el artículo 2 de la Constitución», aunque renunciara a su original referencia de España como «nación de naciones» e incluir otra sobre la lealtad entre los territorios como premisa del federalismo. Susana Díaz manifestó en aquel congreso que se sentía «muy cómoda» con el el artículo 2 de la Constitución, que habla de la «indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles», aunque este artículo aluda a la autonomía de «nacionalidades y regiones», que es a lo que se agarró Sánchez.

La referencia en el texto andaluz a la declaración de Granada, que algunos sanchistas consideran desfasada, llama la atención ante el tenso panorama español por el órdago del referéndum separatista y en víspera de que Pedro Sánchez anuncie este viernes con el PSC de Miquel Iceta su propuesta para Cataluña.

Desde el PSOE andaluz se subraya que la posición del partido sobre Cataluña será la que marque la dirección nacional, es decir, Pedro Sánchez, y que la federación andaluza no se pronuncia sobre ello en su ponencia marco.

Pero sí advierte de que al PSOE andaluz se le debe oír en cualquier decisión del partido de cualquier debate nacional por las siguientes razones: porque gobierna la mayor comunidad, porque fue la única que sobrevivió con presidencia socialista ante el barrido popular de 2011 y porque es la región europea con un gobierno socialdemócrata de mayor duración en las últimas décadas. El PSOE andaluz hace valer sus 35 años al frente de la Junta. «A nadie extraña que nuestra voz deba ser tenida en cuenta en el conjunto de nuestro partido federal, sobre todo, cuando hemos sido el principal gobierno autonómico socialista ante una mayoría arrolladora del Partido Popular en el Gobierno de España», dice el documento de 44 páginas y 446 enunciados.

Sobre la distancia con Podemos, al que califica de «izquierda improductiva», el texto es claro en varias referencias. Dice que el PSOE andaluz se opone a la «radicalidad y cualquier confluencia que acaba denotando la debilidad de sus actores políticos y, como en el caso del histórico Partido Comunista y sus coaliciones, su fagocitación», en alusión a Izquierda Unida. Advierte de que la solución a la incertidumbre de la sociedad actual no pasa ni «por el debilitamiento de la voluntad popular, ni tampoco por los nuevos populismos de corte caudillista que pretenden representar en exclusiva a la ciudadanía, sorteando los contrapoderes que funcionan y garantizan la eficacia del Estado Social y Democrático de Derecho que nos hemos otorgado».

Fuentes del PSOE-A explican que la distancia con Podemos en Andalucía no es una enmienda al acercamiento de Sánchez con Iglesias. Explican que la situación en España es distinta. PSOE y Podemos quieren echar al PP del Gobierno. En Andalucía Podemos lo que busca es echar al PSOE de la Junta. El documento enfatiza la obligación de «asumir y ejercer el liderazgo que la sociedad andaluza ha delegado en el PSOE-A y no en otras fuerzas políticas».

El documento, que podrá ser modificado con las enmiendas que se presenten de aquí a su votación definitiva el 29 de julio, recoge numerosas iniciativas que Susana Díaz llevaba en su programa de las primarias nacionales que perdió frente a Pedro Sánchez. Entre ellas la propuesta de crear un defensor del militante con la función de atender sus quejas e impulsar la transparencia. Sobre transparencia propone que cualquier militante puede dirigirse a las estructuras del partido para que se le dé cualquier información quie pida. Todos los cargos políticos estarán obligados a rendir cuentas y publicar sus agendas políticas.

Más

Fotos

Vídeos