Podemos dirime su futuro entre un partido más andaluz o más centralista

Isabel Franco y Teresa Rodríguez, las dos aspirantes a la candidatura a la Junta de Podemos, al acabar el debate. /EP
Isabel Franco y Teresa Rodríguez, las dos aspirantes a la candidatura a la Junta de Podemos, al acabar el debate. / EP

Teresa Rodríguez exhibe sus diferencias con Pablo Iglesias por el control del partido en Andalucía en un debate con su candidata Isabel Franco

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSASevilla

Las primarias de Podemos para la elección de la candidatura a la Presidencia de la Junta y de diputados al Parlamento dirimen algo más que nombres. Teresa Rodríguez, coordinadora del partido en Andalucía, ha logrado que la consulta a la que están siendo llamadas las bases hasta mañana, decida sobre dos modelos de partido, uno más andaluz, con autonomía para decidir sobre casi todo, y otro más centralista, que pase casi todo por el visto bueno de la cúpula a cuya cabeza está Pablo Iglesias.

Este ha postulado a la diputada del Congreso por Huelva Isabel Franco, en otro tiempo aliada de Rodríguez, como su oponente para ser la candidata a la Presidencia de la Junta. El único debate entre las dos aspirantes celebrado ayer en la sede regional, Rodríguez y Franco coincidieron en casi todo lo concerniente a programa y objetivos, pero chocaron de forma agria sobre el modelo de partido y la confluencia con Izquierda Unida.

El choque de ambas no era equilibrado, porque con quien Rodríguez confrontaba era con Iglesias. Un intercambio de frases resume el órdago de la andaluza al líder de Podemos. Franco estalló contra Rodríguez por lo que considera excesivo personalismo de su liderazgo y su empeño en marcar distancias con Madrid. «Ni personalismos, ni baronías. Ya está bien de que se repartan carnés de andalucistas y centralistas. En Podemos no se pide el carné a nadie». Teresa Rodríguez le respondió: «Por evitar baronías, Podemos está oficiando una monarquía». Era una alusión directa al cesarismo que algunos sectores de Podemos achacan a Pablo Iglesias.

La pelea se centró en la papeleta y en la marca de las elecciones. Franco y Rodríguez están de acuerdo en la confluencia con IU y otras fuerzas, pero mientras la primera defiende una coalición en la que la representatividad esté en función del «peso» electoral de 2015 (Podemos sacó 15 diputados e IU, 5), la segunda advierte del fracaso de Unidos Podemos por el sentimiento de subalternos de los votantes izquierdistas y recordó el peso municipal de la formación en Andalucía con 80 alcaldías y candidaturas en sus 771 municipios. Al final hubo medio entendimiento en que la confluencia debe ser una coalición y no un partido distinto. Pero Franco siguió exponiendo los recelos de Madrid ante la sospecha de que Rodríguez acabe creando otro partido a expensas de Podemos. Por eso exige que Podemos esté bien visible no solo en la papeleta electoral, sino también en la marca.

Rodríguez intentó explicar que su apuesta porque la marca electoral de la confluencia lleve ' Andalucía' bien visible tiene su base en sondeos que retratan a Podemos como un partido «muy madrileño» en un territorio de un votante con un gran sentimiento andalucista. Defendió con ahínco que la plataforma 'Adelante Andalucía' no es un conato de otro partido y se reafirmó en que su apuesta es un nombre electoral que aglutine la palabra Andalucía junto a Podemos e IU y haga guiños a los desencantados con el PSOE. «Andalucía tiene que estar en el nombre. Le dije a Echenique que si tenía un nombre en el que se viera Andalucía, Podemos e IU se lo compraba, pero estoy esperando».

Rodríguez defendió con garra su modelo descentralizado y abierto a sensibilidades andalucistas, pero no logró disipar del todo las dudas sobre cómo acabará siendo ese modelo, si parecido a lo que hoy es IU-CA o el PSOE-A o Ahora en Común.

Dudas

Dominó casi todo el debate, pero hubo dos momentos en los que no supo disipar esas dudas: «¿Es como los Comunes de Cataluña lo que quieres hacer en Andalucía, porque allí Podem está diluido», le espetó Isabel Franco. «Quiero un proceso propio, ni a la catalana ni a la gallega o madrileña, ¿pero a caso Podem se ha diluido en Cataluña?», preguntó a su vez Rodríguez sin desmentir que este sea su objetivo.

Tampoco aclaró por qué tres dirigentes de Podemos de su confianza, entre ellos Jesús Rodríguez, sean ahora los titulares del partido Marea Andaluza registrado el pasado año. «¿Qué raro que los dirigentes de un partido registren otro partido?», expresó Franco recordando que uno de los propietarios, Jesús Rodríguez, haya dicho que se irá de Podemos si la opción de Teresa Rodríguez pierde las primarias y que incluso esta haya manifestado que daría un paso atrás.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos