Pedro Sánchez irrita a Susana Díaz por no citar a Andalucía entre las nacionalidades históricas

La presidenta replica que la comunidad «no es menos que Cataluña, País Vasco y Galicia» y PP y Podemos le piden explicaciones

Lalia González
LALIA GONZÁLEZ

Las palabras del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en las que aseguraba que «al menos» hay tres naciones en España: Cataluña, País Vasco y Galicia, reabrieron ayer la polémica con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y le buscó a esta complicaciones añadidas, al reclamar PP y Podemos explicaciones, justo cuando Díaz intenta un consenso para defender una mejor financiación.

Sánchez explicó durante su intervención en un desayuno informativo de la agencia Europa Press, en Madrid, su concepto de «nación de naciones» y dijo que además de España, que es una nación, «no sólo un Estado», en términos históricos también tendría esta consideración «al menos» Cataluña, País Vasco y Galicia.

Susana Díaz, visiblemente molesta, dijo al entrar ayer en la ejecutiva regional de su partido, reunida para iniciar el curso político: «Tengo absolutamente claro que Andalucía no es menos que Cataluña, Euskadi y Galicia». «No sé si es el debate más importante en estos momentos», agregó al ser preguntada sobre si está a favor de que su partido reconociera a estas tres comunidades como naciones.

En el Gobierno andaluz las declaraciones causaron enorme malestar, aunque sólo el consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, se pronunció en su cuenta de Twitter diciendo que «volvemos a 1977», año de las movilizaciones que lograron que la comunidad entrara en la vía de las nacionalidades históricas.

Fuentes del Gabinete calificaron de «olvido imperdonable» las declaraciones de Sánchez y dijeron que la comunidad tiene una larga tradición autonomista, con hitos como el 4 de diciembre y el 28F y que se mantiene la bandera de no querer ser «más que nadie, pero tampoco menos que nadie».

Prudencia

El PSOE-A respondió con prudencia a través de la secretaria de Formación, Ángeles Férriz, que dijo que no permitirá que haya desigualdades «del tipo que sea, que suponga ventajas para unos territorios y perjuicios para otros territorios», si bien matizó que lo decía desde «la más absoluta lealtad y respeto» al secretario general.

El PP-A, por medio de Patricia Navarro, reclamó a Susana Díaz que explique «dónde queda Andalucía en la nación de naciones de Pedro Sánchez» y cuál sería el modelo de financiación de esta fórmula «insólita», que muestra que el PSOE es «una jaula de grillos».

Teresa Rodríguez calificó de «lamentable» la «poca memoria» de Sánchez y recordó que «el pueblo andaluz luchó en las calles y se dejó muertos como Caparrós para que Andalucía fuera como la que más, reconocida una nacionalidad histórica».

Además, Sánchez deslizó críticas hacia la decisión del PSOE-A de no rebajar del 20% al 3% los avales para las primarias en los congresos provinciales, que limita las posibilidades de los críticos: «Hay federaciones que han optado por una fórmula digamos de ayer», aunque dijo ser «exquisitamente escrupuloso» con las atribuciones de las federaciones.

Fotos

Vídeos