El Parlamento pide la equiparación salarial de policías y guardias civiles con los autonómicos

Policías aplauden en el Parlamento la declaración institucional apoyada por todos los grupos políticos. /Efe
Policías aplauden en el Parlamento la declaración institucional apoyada por todos los grupos políticos. / Efe

Los agentes, que han convocado para hoy una gran manifestación en Sevilla, recibieron el respaldo de todos los partidos en Andalucía

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

La primera sesión de control del año de la oposición a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, dejó en evidencia las diferencias en los asuntos de siempre sobre empleo, gestión sanitaria, pobreza energética e incluso financiación autonómica, pero sí hubo un punto de acuerdo con el que arranca el año parlamentario: La unanimidad de todos los grupos en respaldar una vieja reivindicación de los policías nacionales y guardias civiles para que el Gobierno equipare sus salarios a los de los policías autonómicos (Mossos d’Escuadra, Policía Foral y Ertzaintza). Estos cobran de 600 a 700 euros mensuales más que aquellos por el mismo trabajo. Antes del rifirrafe, el presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, leyó una declaración institucional que subraya la «injusticia social» de esta diferencia y que recibió los aplausos de un grupo de agentes de paisano en la tribuna de invitados.

La declaración sirve de antesala a la gran manifestación convocada para hoy en Sevilla por la plataforma Justicia Salarial de Policías y Guardias Civiles (Jusapol). Saldrá a las 12.00 horas del Parlamento andaluz y, según sus organizadores, pretende ser la primera de una «maratón» de protestas por todas las provincias para presionar en las conversaciones abiertas por el Ministerio del Interior con los colectivos policiales para la equiparación salarial.

La de Sevilla es la tercera manifestación después de las celebradas desde octubre en Madrid y Barcelona al calor del traslado a Cataluña de cientos de agentes para impedir el referéndum independentista y luego garantizar la seguridad en las elecciones de diciembre. En Barcelona llegó a reunir a 160.000 personas.

Coincide además que Sevilla es la ciudad en la que tiene su residencia el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, exalcalde de la ciudad, y quien ha iniciado las conversaciones con colectivos policiales, aunque no con Jusapol. Esta recuerda que no solo el Gobierno de Mariano Rajoy ha incumplido hasta ahora su promesa de equiparar los salarios, sino también los gobiernos socialistas. «Hemos tenidos muchas promesas y todas se quedan en aguas de borrajas», explicó Álvaro Barragán, portavoz de Jusapol.

«Desde hace más de 25 años lleva produciéndose esta desigualdad retributiva entre la Policía Nacional y Guardia Civil en relación con las policías autonómicas y todo ello a pesar de ejercer más funciones y tener más competencias», dice el manifiesto leído en el Parlamento andaluz.

El responsable pagador de los salarios de todos los policías es el mismo, el Gobierno central, y «las principales diferencias retributivas se producen, principalmente, en la asignación del complemento específico, las horas extra, los complementos por nocturnidad y su reflejo en las cotizaciones a la Seguridad Social», añade el texto aprobado por el Parlamento andaluz. Dichas diferencias salariales, ha añadido luego el portavoz de Jusapol, alcanzan los 700 euros brutos mensuales.

Díaz saca pecho de 400.000 empleos desde que es presidenta

«Desde que soy presidenta, Andalucía tiene medio millón de parados menos según la EPA y se han creado 400.000 empleos, son datos incontestables y contundentes», manifestó ayer Susana Díaz en respuesta al líder de la oposición, Juanma Moreno, durante la sesión de control parlamentaria a su gobierno. Este sacar pecho de las cifras de empleo en un día con datos negativos de enero anticipa la batalla entre PPy Díaz por la medalla del crecimiento económico en la comunidad cara a las elecciones autonómicas.

La presidenta reiteró tanto en sus intervenciones con el líder del PPcomo con el de Cs, Juan Marín, y el propio portavoz socialista, Mario Jiménez, su confianza en un «año bueno» para Andalucía en lo económico. La presidenta sacó en todas las intervenciones una batería de datos para defender su gestión en positivo.

Todos los líderes de la oposición, incluido su principal aliado, Juan Marín, pintaron un panorama distinto. Moreno reconoció el incremento de empleo, pero señaló las diferencias con otras comunidades y le pidió a la presidenta que sea «más ambiciosa» y haga reformas para garantizar el crecimiento.

Marín volvió a amagar con retirarle su apoyo parlamentario por el retraso de iniciativas como la de la formación profesional. Teresa Rodríguez (Podemos) recordó la dificultad de muchas familias de pagar la factura de la luz cada mes y Antonio Maíllo (IU) le volvió a reclamar que predique con el ejemplo para «que la creamos» en relación a la negociación de una postura común de los partidos en financiación autonómica. Un acuerdo que ayer se vio lejano por las diferencias entre PSOE y PP que Díaz quiso dejar en evidencia.

«Es evidente que se está produciendo una injusticia social y un principio como el de no discriminación es un principio básico que debe respetarse», subraya el manifiesto respaldado por los cinco partidos de la Cámara, PSOE, PP, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida, que también insta al ministro Zoido a tener en cuenta en las conversaciones a todas las organizaciones representativas de los policías, en alusión a Jusapol. Concluye con un final feliz para las negociaciones que implique que en 2020 «un policía o un guardia civil ganen lo mismo que un policía autonómico».

La presidenta, Susana Díaz, pidió al Gobierno que no espere y haga posible la equiparación salarial mediante un decreto urgente si no hay este año un Presupuesto estatal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos