El primer Pleno del año vuelve a centrarse en los problemas sanitarios

La consejera de Salud Marina Álvarez, durante la sesión de este jueves. /Efe
La consejera de Salud Marina Álvarez, durante la sesión de este jueves. / Efe

Marina Álvarez anuncia un plan de urgencias en atención primaria y la oposición le pide a la consejera de Salud que «escuche» a los profesionales

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El primer Pleno del año del Parlamento volvió a centrarse ayer en los problemas sanitarios. Como el pasado 2017, la Cámara autonómica reanudó su actividad con un debate sobre la atención pública del Servicio Andaluz de Salud. Si el pasado año fueron las multitudinarias mareas sanitarias las que forzaron un debate extraordinario, esta vez han sido los problemas por las largas esperas en las urgencias hospitalarias –con las muertes en centros de Úbeda y Antequera– las que propiciaron la comparecencia de la consejera de Salud, Marina Álvarez, a petición del PSOE y de los partidos de la oposición. Mientras estos coincidieron en reclamar a la consejera y médica de profesión que «escuchara» a los profesionales si quiere arreglar los problemas del SAS, Marina Álvarez insistió en relatar el incremento de personal «que cada día da respuesta a medio millón de actos sanitarios» y en ensalzar «un buen sistema sanitario, con resultados equiparables a los mejores sistemas a nivel mundial».

Álvarez volvió a calificar de «casos centinela» o fallos puntuales los hechos de Úbeda, donde una mujer murió tras pasar 12 horas sin ser atendida en las urgencias, y Antequera, donde a un hombre sufrió un ictus en la sala de espera de las urgencias del hospital comarcal tras cinco horas de espera, falleciendo luego en un hospital de Málaga. Aún así, reconoció que han servido para activar nuevos planes que mejore esta atención, como ya dio a conocer este pasado lunes.

En su intervención, Marina Álvarez defendió que el SAS sí estaba preparado para la alta frecuentación de las urgencias debido a los picos de gripe de diciembre y enero. Informó que desde el día 1 de diciembre se han contratado a 1.129 profesionales como respuesta al reproche de la oposición de personal insuficiente y falta de contrataciones.

La consejera de Salud anunció un plan de urgencias en la atención primaria, del que, sin embargo, no aportó ningún dato. Se trata, informan desde su equipo, de un plan en la misma línea a las mejoras ya anunciadas en los centros de salud para que estos contribuyan a descongestionar las listas de espera hospitalarias. Entre ellas, los médicos de familia podrán prescribir pruebas que ahora solo hacen los especialistas y además se les dotará de ecógrafos, como ya informó este periódico.

Además de recordar cifras ya conocidas sobre concursos oposición para la entrada de nuevos facultativos, Marina Álvarez subrayó el buen hacer de los profesionales sanitarios de la red pública «que cada día da respuesta a medio millón de actos sanitarios». «Contamos con un buen sistema sanitario, con resultados equiparables a los mejores sistemas a nivel mundial», aseveró.

La oposición no lo vio así. «Lo que debilita la sanidad es que no reconozca que faltan recursos públicos y humanos», dijo en la tribuna Inmaculada Nieto, de Izquierda Unida, quien recriminó a la consejera que tildara de catastrofistas las opiniones críticas con la gestión de la Junta del sistema sanitario.

Isabel Albás, de Ciudadanos, recordó que hace un año se aprobaron más de cien resoluciones en el Parlamento para mejorar la sanidad. «Sonroja el grado de incumplimiento que se ha hecho», afirmó. Juan Antonio Gil, de Podemos, advirtió de que la soberbia y falta de planificación ha llevado a profesionales y usuarios a abandonar el SAS e irse a la privada. «Siéntese con los profesionales de la atención primaria», espetó a la consejera.

«Usted defiende los buenos profesionales que hay en el SAS, si tan buenos son, ¿por qué no los escucha?», inquirió Carmen Crespo, portavoz del PP, quien reprochó al Gobierno de Susana Díaz que no se gastaran 100 millones de euros previstos en los Presupuestos pasados para refuerzo de personal.

Desde diciembre se han contratado a 1.129 personas para urgencias

El reencuentro de los diputados tuvo momentos emotivos, como el minuto de silencio de todos en pie en memoria del parlamentario Antonio Garrido Moraga, fallecido el pasado mes. En su lugar tomó posesión del escaño asignado la diputada del PP por Málaga Mariví Romero. El Pleno también votó la designación de otra malagueña, la socialista Fuensanta Lima, como senadora por la Comunidad autónoma en sustitución de Mar Moreno, ahora en el Consejo Consultivo.

El Pleno aprobó el trámite de la propuesta de ley socialista para que el Congreso debata la cobertura de la educación infantil a los tres años. También rechazó la ley de Podemos para regular la obligación de los bancos a informar a los titulares de hipotecas cuya vivienda haya sido vendida a fondos de inversión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos