La oposición critica el «rodillo» parlamentario tras rechazar PSOE y C's todas sus enmiendas

El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, conversa con el diputado del PSOE José Muñoz. :: efe/jose manuel vidal/
El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, conversa con el diputado del PSOE José Muñoz. :: efe/jose manuel vidal

El Pleno de la Cámara aprueba hoy el Presupuesto andaluz para 2018 sin aceptar cambios propuestos por PP, Podemos e IU

L. GLEZ.-SANTIAGO SEVILLA.

Andalucía tendrá aprobado su Presupuesto para 2018 a mediodía de hoy, después de un largo pleno parlamentario, iniciado ayer tarde. La sesión de este miércoles se saldó, como cada año, con el rechazo por los votos de PSOE y C's de la totalidad de las enmiendas presentadas por los demás grupos políticos a las distintas secciones debatidas, correspondientes a seis consejerías. PP-A, Podemos e IU mantenían 'vivas' un total de 1.157 enmiendas parciales, respectivamente 533, 439 y 133, y la diputada no adscrita, Carmen Prieto, 32. Las enmiendas de PSOE y Cs sí se incorporaron al dictamen.

De nada han servido, un año más, los llamamientos de los dirigentes de la oposición a que su trabajo parlamentario fuera tenido en cuenta. Ayer mismo, el presidente del PP-A, Juanma Moreno, preparaba el terreno con su grupo parlamentario para este escenario. «Al rechazar las 640 enmiendas del PP andaluz, dijo, Susana Díaz pone en evidencia su problema de falta de diálogo y su soberbia ante cualquier idea que venga de los demás».

Las portavoces de PP-A, Carmen Crespo, y de IU, Elena Cortés, llegaron a hablar de «rodillo» de la mayoría formada por los dos partidos, que por tercer año consecutivo respaldan las cuentas públicas de la Junta. Les contestó el diputado socialista Jesús Ruiz García, que argumentó que se trata del funcionamiento de la democracia y recordó, por una parte, la actuación del PP «en los lugares que tiene mayoría» mientras a la diputada de IU le decía que la coalición de izquierdas no usaba esta descalificación cuando formaba parte del Gobierno de la Junta.

Juanma Moreno: «Susana Díaz pone en evidencia su problema de falta de diálogo y soberbia»

El tono general del debate fue de cruce de acusaciones entre los diferentes grupos, con especial carga hacia Ciudadanos por respaldar el proyecto socialista.

A las críticas de la oposición por su cerrojazo a aceptar las posiciones de los demás partidos respondía el portavoz socialista si por contra los grupos de oposición no habían encontrado tampoco «ninguna medida útil para los andaluces» que apoyar en unas cuentas que ascienden a 34.759 millones de euros, un 4,6% más que este año, y que prevén un crecimiento de la economía andaluza del 2,6% y la creación de 80.400 empleos.

En el primer turno de intervenciones, la portavoz del PP-A, Carmen Crespo, reprochó a la Junta sus «mantras» sobre la retirada de la enmienda de totalidad y emplazando a su partido a pedir a Rajoy que invierta en Andalucía. Pidió a Susana Díaz que sea ella la que gaste los 35 mil millones, el mayor presupuesto de una comunidad autónoma y se preguntó por qué el PSOE nunca aprobó la supresión de peonadas que ahora reclama.

Crespo achacó a Cs apropiarse de propuestas como el impuesto de sucesiones o la equiparación de la enseñanza concertada.

Carmen Lizárraga, en nombre de Podemos, insistió en que los presupuestos son «un ejercicio de promoción personal de Susana Díaz», que están elaborados «desde la improvisación y sin tener en cuenta el actual escenario de minoración de crecimiento económico». También censuró la falta de diálogo en la elaboración, pedida por su grupo, y recalcó la falta de coherencia de Ciudadanos, que, dijo, ha rechazado enmiendas de la formación morada para eliminar los privilegios de ayudas para viviendas a los altos cargos, cuando su diputado Sergio Romero ya lo pidió con anterioridad.

También la representante de IU, Elena Cortés, emplazó a Cs a explicar por qué entre las resoluciones del debate del estado de la comunidad, la pasada semana, apoyó que se aumente la Patrica y se pague la deuda a los ayuntamientos y en el debate presupuestario no ha respaldado una enmienda de IU en este sentido.

En su turno, el líder de Cs, Juan Marín, replicó a Cortés que explique por qué va a votar en contra de unos presupuestos que tienen el mayor gasto de la historia en Sanidad y Educación, que incluye una renta básica, también un presupuesto para Memoria Histórica, le recordaría después el diputado Julio Ruiz. Marín defendió que su partido, que «no somos responsable de cómo se gasta el dinero», es garantía de estabilidad en las instituciones. «Hemos venido a ser útiles», dijo, y a «fiscalizar» a la Junta, algo que , a su juicio, IU no hizo durante el Gobierno de coalición, que cambió por unos cuantos puestos políticos.

Ana Mestre (PP) le reprocharía después que solo ha presentado 17 enmiendas, menos que el PSOE, mientras agradecía a Podemos de IU haber respaldado alguna de sus propuestas, y desde el PSOE no se dejó pasar la ocasión de hablar de la «pinza» PP-Podemos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos