El PP opina que el PSOE sufre «la crisis de los cuarenta»

M. D. T. SEVILLA.

El congreso de los socialistas andaluces no ha dejado indiferente a los partidos de la oposición. Tanto PP como Podemos han ironizado sobre la continuidad de las diferencias entre Pedro Sánchez y Susana Díaz, esta vez a cuenta del debate territorial.

Para la secretaria general del PP andaluz, Loles López Gabarro, la «división» tan evidente en el PSOE a nivel nacional y regional confieren a Susana Díaz una «gran debilidad». En su opinión el congreso socialista ha dejado claro que Díaz tiene «poco peso o ninguno» en el partido y que «ha pasado de quitar y poner secretarios generales a pedir el favor de que no la pongan en el filo de la navaja», en alusión a la famosa frase de las lealtades.

«El PSOE parece que no ha madurado y se mueve por modas, atraviesa la crisis de los cuarenta», dijo López en alusión irónica a la exposición sobre los 40 años del PSOE en Andalucía. En el PSOE «se ha pasado de los barones a los virreyes», cada uno con «un virreinato y un discurso diferente», afirmó.

La número dos del PP-A criticó tanto las declaraciones de Sánchez sobre la plurinacionalidad (aunque este término no lo mencionó) y las palabras del presidente valenciano, Ximo Puig, también reivindicando el nacionalismo.

Opina que esas diferencias en el PSOE se deben a la «podemización». «Parece que entre sus dirigentes hay más obsesión cada día por convertirse en un sucedáneo del PSOE, parece que a la vejez les ha entrado la viruela por el nacionalismo», remachó.

El PP critica que Díaz haya «sacado del baúl de los recuerdos» a Chaves y Griñán, procesados en el 'caso ERE', y que el congreso se haya desarrollado entre «mítines, aplausos, vítores y discrepancias internas», pero sin dar «soluciones» a los problemas de Andalucía.

En el mismo sentido se pronunció la coordinadora de Podemos, Teresa Rodríguez, quien en su cuenta de Twitter ironizó sobre el debate de fricción entre Sánchez y Díaz. «Por lo visto el problema más grave que tenemos es el nacionalismo. no los recortes y el paro, siguen en clave interna», escribió.

El portavoz de Ciudadanos, Juan Marín, se mostró discreto: «Espero que por fin el PSOE-A haya resuelto sus problemas internos y ahora se dediquen a los problemas que tienen todos los andaluces», afirmó.

El portavoz y coordinador de IU, Antonio Maíllo, optó por criticar al PSOE al considerar que este se fortalece en la confrontación, como en el caso de las 35 horas semanales para funcionarios. Duda de que ni PP ni PSOE tengan voluntad de llegar a un acuerdo.

Fotos

Vídeos