El 'narcotatuaje': el nuevo guiño de apoyo a las persecuciones en el Estrecho

El 'narcotatuaje': el nuevo guiño de apoyo a las persecuciones en el Estrecho

Un detenido en Algeciras luce en su brazo un tatuaje alegórico a la actividad de las patrullas policiales frente a las lanchas

M. ALMAGRO

Hay quien es capaz de presumir hasta en su piel de pertenecer o al menos simpatizar con el delito. La pasada semana la Policía detenía en Algeciras a un joven. Al parecer, según fuentes consultadas, el sospechoso, un ciudadano rumano, conducía un coche robado cuando se le interceptó.

Pero al margen de su responsabilidad penal, lo que llamó especialmente la atención es el tatuaje que luce en uno de sus brazos; un dibujo alegórico de un helicóptero de la Policía a una narcolancha cargada de hachís cruzando en El Estrecho. El tatuaje, al que no le falta ningún detalle, está inspirado en una de las escenas más conocidas de la película 'El Niño', en la que los dos protagonistas, intentan escapar a los mandos de una potente semirrígida a toda velocidad de una patrulla aérea que les persigue, según recoge La Voz de Cádiz.

No es la primera vez que el narcotráfico se luce, se exhibe, como si se sintieran orgullosos de pertenecer a esa lacra. Hace unos meses transcendían varias fotografías de las tartas de cumpleaños que algunos niños compartían en su celebración. Los dulces habían sido encargados por sus padres, supuestos narcos conocidos de La Línea, quienes no habían tenido ningún reparo en que esas tartas para niños fueran escenas de alijos. No les faltaba ningún detalle. Con fondant habían hecho los todoterrenos, las 'gomas', los fardos, las patrullas...

«Lo peor es que es una muestra de que hay gente capaz de idealizar ese mundo con el daño que se hace», alertan desde las asociaciones de lucha contra la droga. «Si vieran lo que sufren las madres que tienen a sus hijos enganchados... », se lamentan. Para estos colectivos estas imágenes son muy preocupantes porque no solo retratan la impunidad o descaro con el que suelen actuar estos delincuentes, esa especie de sensación de orgullo exhibicionista de lo que hacen, sino además el «desprecio absoluto por la ley». Por no tener ninguna intención de dar marcha atrás.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos