Nace un bebé que ayudará a curar a su hermano enfermo

La recién nacida :: efe
/
La recién nacida :: efe

El Virgen del Rocío libra de una enfermedad genética a un recién nacido cuya sangre del cordón umbilical se podrá trasplantar a un hermano con una grave patología

L.G.-S. SEVILLA.

Día grande para la Sanidad pública andaluza, que ayer pudo de nuevo colgarse la medalla de haber logrado por tercera vez un 'bebé medicamento', es decir que nazca un niño, una niña en este caso, libre de una enfermedad genética hereditaria y a la vez cien por cien compatible con su hermano, aquejado de una grave enfermedad hematológica, a quien se podrá curar con sangre de su cordón umbilical.

El hermano, de 10 años de edad, padece una enfermedad hereditaria rara que afecta a sus células madre. Con el tiempo fallarán sus plaquetas y glóbulos blancos y rojos, ante lo cual necesitará un trasplante de médula ósea de un donante cien por cien compatible, lo que ahora le asegura su hermana recién nacida. Se trata del tercer caso que presenta en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla el equipo del doctor Guillermo Antiñolo, director de la Unidad de Genética, Reproducción y Medicina Fetal, que se sitúa así en el liderazgo de estas avanzadas prácticas. Antes nacieron Javier, en 2008 para curar a su hermano Andrés; y Estrella, nacida en 2012 para sanar a su hermano Antonio. Sólo hay otro caso en España de una práctica similar.

La consejera de Salud, Marina Álvarez, Antiñolo y su equipo presentaron ayer este nuevo caso de lo que se llama 'bebé medicamento'. Ahora, la sangre del cordón umbilical de la recién nacida queda almacenada en el Banco de Cordón Umbilical del sistema sanitario público andaluz, ubicado en el Centro de Transfusiones Sanguíneas de Málaga, donde permanecerá hasta que pueda requerirse para un trasplante de progenitores hematopoyéticos de empeorar el pronóstico de su hermano.

Guillermo Antiñolo mostró su emoción por el logro, sobre todo por la nueva esperanza de vida que da a la familia, y habló de «supervivientes inesperados». «Me han enseñado lo difícil que es enfrentar ciertas cosas en la vida y lo maravilloso de poder ayudarles». La niña nació el miércoles en el hospital y tiene un perfil de histocompatibilidad (HLA) idéntico al de su hermano, lo que la convierte en la donante idónea, al tener el mismo tipo de grupo sanguíneo y el mismo sistema de defensas, lo que reduce al mínimo las posibilidades de rechazo del trasplante, explicó Salud. Antiñolo explicó que la enfermedad del hermano es hoy por hoy incurable y un trasplante de sangre de cordón umbilical de estas características es la mejor opción terapéutica para él.

Hasta el momento sólo hay un precedente descrito en la bibliografía científica internacional de este tipo, por lo que si el trasplante se realiza con éxito sería el segundo caso en el mundo en el que un paciente afectado por este síndrome se cura con un trasplante de cordón umbilical de un hermano HLA compatible tras la aplicación del Diagnóstico Genético Preimplantatorio.

La consejera valoró que «cuando en un sistema sanitario público puedes llevar a cabo un procedimiento como ese es que están preparados para todo». Marina Álvarez consideró que el nacimiento de la niña libre de enfermedad genética y las posibilidades de curación de su hermano es una gran satisfacción para el centro, sus profesionales y para todo el sistema público, «que demuestra que está en vanguardia y que puede hacer todo el procedimiento con una calidad de nivel mundial, porque no existen muchos centros que hagan tratamientos como este». Pero «nada es casualidad, detrás hay muchos años de trabajo, preparación e innovación».

Fotos

Vídeos