Muere Manuel Olivencia, primer comisario de la Expo 92 de Sevilla

Manuel Olivencia./SUR
Manuel Olivencia. / SUR

El famoso abogado nacido en Ronda fue profesor de Felipe González y era suegro de Javier Arenas

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

La muerte ayer de Manuel Olivencia Ruiz, catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad de Sevilla y primer comisario general de la Exposición Universal de 1992 de esta ciudad, puso de acuerdo a todos los representantes de las instituciones andaluzas para ensalzar su figura con el calificativo común de «maestro de juristas». Olivencia, nacido en Ronda hace 88 años, donde será enterrado hoy, desarrolló en Sevilla una importante labor como jurista y profesor universitario, habiendo sido decano de las facultades de Derecho y Económicas de la Hispalense. «Su huella permanece en numerosas generaciones de juristas, abogados, economistas, empresarios y políticos», decía el texto del último reconocimiento recibido con motivo del Día de la Constitución. Su proyección mediática, sin embargo, se debe al cargo que ostentó desde 1984 hasta 1991 como comisario de la Expo de Sevilla. La casualidad de la vida ha querido que fallezca al terminar el año del 25 aniversario de la celebración de aquella exposición universal que él ya no inauguró y a la que, entre otros líderes mundiales, acudió Fidel Castro.

Olivencia había sido profesor de Felipe González en la Universidad de Sevilla y cuando este fue presidente del Gobierno pensó en su prestigio en la capital andaluza para encargarle la organización de la Exposición Universal que conmemoraría el 500 aniversario del descubrimiento de América. Fue quien puso en marcha la Expo, si bien a falta de unos meses para la inauguración fue sustituido por el diplomático Emilio Casinello. Previamente, había amagado con dimitir. La presión política por culminar a tiempo el gran proyecto del PSOE en Andalucía, hizo que le impidiera estar como comisario en la foto inaugural.

Olivencia fue profesor de juristas y de otros políticos como Rafael Escuredo, José Rodríguez de la Borbolla, Manuel Chaves y Alejandro Rojas Marcos. Su hija Macarena se casó con Javier Arenas, líder del PP andaluz durante dos décadas. Desempeñó cargos de segundo nivel (subsecretario de Educación) en el primer Gobierno de Adolfo Suárez y llegó a militar en el Partido Social Liberal Andaluz de su amigo Manuel Clavero, luego ministro de la UCD.

Patrono de Fundación Unicaja

También fue consejero del Banco de España, vocal del Consejo Rector de Radio Televisión Española y patrono de la Fundacion Unicaja, entre otros numerosos cargos. Su trayectoria estuvo centrada en la docencia de lo Mercantil y en su despacho de abogados Olivencia-Ballester, integrado desde 2006 en el grupo Cuatrecasas. Su gran éxito profesional fue un manual de buenas prácticas empresariales para las sociedades cotizadas en Bolsa. El 'informe Olivencia' pasó a formar parte del cuerpo legislativo español. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, trasladó en su cuenta de Twitter el pésame a la familia y dijo lamentar el fallecimiento de este «maestro de abogados y juristas y referente en el mundo del derecho, la economía, la empresa y la política». Por el mismo sistema, Mariano Rajoy expresó sus condolencias por la muerte del «maestro, prestigioso jurista y comisario general de la Expo de Sevilla de 1992. Descanse en paz». El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, fue uno de los varios dirigentes políticos sevillanos que se acercó al tanatorio sevillano donde se instaló la capilla ardiente para transmitir a la familia su cariño y también manifestó su pesar por la muerte del «maestro de juristas, comprometido servidor público, Hijo Adoptivo de Sevilla y excelente persona». También la alcaldesa de Ronda, Teresa Valdenebro, expresó las condolencias por el fallecimiento del hijo predilecto de la ciudad del Tajo desde 1987.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos