Moreno pide el voto útil de Cs para ganar en Andalucía y Rajoy insta a los andaluces a «dejar atrás el pasado» socialista

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acompañado de líder andaluz, Juanma Moreno (i), y el presidente de Nuevas Generaciones, en una imagen de la Convención Nacional del PP /EFE
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acompañado de líder andaluz, Juanma Moreno (i), y el presidente de Nuevas Generaciones, en una imagen de la Convención Nacional del PP / EFE

El presidente ha vuelto a estar acompañado de Bendodo en su paseo matutino, esta vez por la orilla del Guadalquivir

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSASevilla

Juanma Moreno se ha vestido de color optimista en el cierre de la Convención Nacional del PP con la determinación de ser el primer dirigente de este partido en gobernar en Andalucía. Si ayer el líder del PP andaluz dejaba admitir que no ganará las elecciones, pero que sí puede gobernar gracias al auge de Ciudadanos en España y esta comunidad, hoy ha prometido con voz firme que ganará, pero también ha apelado con énfasis al voto útil de los andaluces que simpatizan con el partido de Albert Rivera para ello. Ha recordado que un partido que se presentó con la palabra «cambio» en su campaña de 2015, ha sido el «sostén» del Gobierno socialista de Susana Díaz en los últimos tres años. Por ello, ha pedido a los andaluces una reflexión: «Que valoren bien cuando cojan sus papeleta dónde está el voto útil» para «derribar el muro del PSOE en Andalucía, derribar ese tapón» que, en su opinión, está llevando a este territorio y sus gentes a la «desidia». «Vamos a conquistar ese futuro de Andalucía, luchar para salir a ganar para construir una Andalucía nueva», ha instado a los cuadros andaluces.

Más

La palabra futuro ha sido también remarcada por Mariano Rajoy que ha prometido a Moreno «todo el respaldo del mejor partido» para que gane y gobierne en Andalucía. «Confiamos en que los andaluces abrirán una puerta al futuro y dejen atrás su pasado», ha expresado en el discurso que clausura la convención. Rajoy, que como otras veces ha sido cariñoso y animoso con Moreno, ha tocado la clave que el PP utilizará como resorte del vuelco político en Andalucía, el cansancio por casi 40 años de gobierno socialista si este partido mantiene el poder en la Junta.

Pero el presidente Rajoy también ha provocado caras de asombro con un lapsus, cuando al referirse a Beltrán Pérez, candidato a la Alcaldía de Sevilla, ha manifestado: «Estoy seguro de que Beltrán será el próximo alcalde de Andalucía». Luego ha rectificado, lo que ha hecho más visible la confusión. La intervención del candidato sevillano, en tono mitinero al más viejo estilo, ha sido bien acogida por el auditorio, sobre todo cuando ha dicho al presidente: «Te entrego mi reloj, no me va a hacer falta», porque a partir de ahora todas sus horas serán para trabajar por ganar en la capital ahora gobernada por el socialista Juan Espadas.

En su intervención, Moreno ha criticado la gestión de Susana Díaz en lo que esta más presume: Ha denunciado que la inversión extranjera ha caído un 6% y ha prometido un paquete de reformas, sin definir, con el que buscará que las inversiones vuelvan a este territorio de «gran potencial» y con «andaluces de mucho talento». También ha criticado la gestión en sanidad y educación, subrayando listas de espera y un gasto sanitario por habitante inferior a la media de España y la cifra de 14.200 jóvenes en paro que podrían estar estudiando Formación Profesional, pero no hay plazas. Ha prometido que si gobierna equiparará el sueldo de los profesionales de la sanidad andaluza con la media española. Ha reiterado que el PSOE ya no es el partido que defiende las políticas sociales. «Que no nos den lecciones», ha manifestado para subrayar que el socialismo «está agotado» y ya no garantiza el futuro de esta Comunidad. «Esta tierra es una fórmula uno, pero con un mal piloto», ha dicho.

Paseo matutino con Bendodo

Moreno no ha podido hoy acompañar a Rajoy en su ejercicios matutinos esta mañana. El presidente ha vuelto salir a andar rápido y esta vez ha elegido el paseo a orillas del río Guadalquivir cercano al hotel. Lo ha hecho en compañía del vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maíllo, y el presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, que también fue su acompañante en la mañana del sábado por el parque Alamillo. El propio presidente ha colgado en su cuenta de Twitter un vídeo de los tres recorriendo a paso ligero la orilla del río y saludando a gente del lugar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos