Moreno: «Una minoría no va a romper los lazos entre Cataluña, Andalucía y España»

Juanma Moreno y Javier Arenas, ayer en Sevilla. :: raúl caro. efe/
Juanma Moreno y Javier Arenas, ayer en Sevilla. :: raúl caro. efe

El presidente del PP andaluz anima a los jóvenes de su partido a acabar con el «socialismo con cierta chulería» en la provincia de Sevilla

SUR SEVILLA.

La «compleja» situación de Cataluña estuvo presente ayer en la clausura del 14 congreso provincial de Nuevas Generaciones de Sevilla. El presidente regional del PP, Juanma Moreno, y el vicesecretario nacional de Política Autonómica y Local, Javier Arenas, aludieron sobre todo al desafío secesionista y a las elecciones del 21 de diciembre en sus discursos. Moreno habló más desde el corazón como nacido en Barcelona para proclamar que nadie piense que «una minoría va a romper los lazos de cariño, fraternidad y de amor entre el pueblo de España, el pueblo de Andalucía y Cataluña».

Arenas fue a lo pragmático y apeló al pacto PP-PSOE-C's para aplicar el 155 en Cataluña para instar a los partidos constitucionalistas a repetir la alianza cara o tras las elecciones, como también ha reclamado la candidata naranja, Inés Arrimadas. Una propuesta que no dejó de resultar paradójica en un congreso en el que se arengó varias veces a los jóvenes cachorros del PP a acabar con la supremacía del PSOE en esta provincia desde el comienzo de la democracia en todas las elecciones. «El socialismo, con cierta chulería, nos dice que esta provincia es suya, pero eso se va a acabar y para eso necesitamos a una organización juvenil fuerte, como esta, en sintonía con la gente joven», dijo Moreno.

Durante su intervención, Moreno defendió la actuación del Gobierno de Rajoy, del que dijo que «está demostrando una vez más sensatez, experiencia, tenacidad y audacia para poner sentido común y resolver esa situación». Moreno destacó su «vínculo afectivo y fraternal» que «cientos de miles» de andaluces tienen con el pueblo catalán, «que es una de las tierras más importantes de España». «Es parte del corazón de esta gran nación, por eso es imposible pensar en España sin esa gran tierra que es Cataluña», que «es un pueblo al que amamos desde Andalucía y desde el conjunto de España, al que admiramos, al que siempre hemos mirado con mucho respeto y admiración», pero, «desgraciadamente, unos dirigentes irresponsables, tremendamente egoístas, están intentando romper esos lazos, lazos que no se van a romper de ninguna de las maneras después de tantos siglos de historia compartida».

Javier Arenas apela a un pacto PP-PSOE-C's antes o después de las elecciones catalanas del 21 de diciembre

Desde el PP y desde el Gobierno de la nación «queremos devolverle a Cataluña todo lo que ha perdido por culpa de estos dirigentes intransigentes, miopes e incapaces, que le han quitado una parte de la riqueza a Cataluña» y que «están empobreciendo una tierra próspera», dijo Moreno, que también apeló a «cerrar» heridas. El líder de los populares andaluces anunció estar dispuesto «a colaborar con nuestros compañeros del PP de Cataluña». Lo mismo que Susana Díaz, Moreno hará campaña a favor del PP en Cataluña, donde vive un millón de personas de origen andaluz.

Sobre el 21-D, Javier Arenas apeló a un acuerdo entre su partido y el PSOE y Ciudadanos para alcanzar un gobierno conjunto en Cataluña, acuerdo que se debería alcanzar «antes o después de las elecciones». «En este momento concreto, espero y deseo que el PP, Ciudadanos y el PSOE tengamos más generosidad que nunca, para que antes o después de las elecciones se alcancen los acuerdos que se tengan que alcanzar para que haya un gobierno en Cataluña que respete la ley, la Constitución y el Estatuto», aseveró. Moreno, por su lado, también hizo hueco en su discurso para criticar la gestión de Susana Díaz en Andalucía: Dijo que la presidenta lleva acumulados entre 2013 y 2016 en políticas activas de empleo un total de 2.365 millones sin ejecutar, preguntándose «cómo puede ser que la comunidad con más desempleo de España deje de gastar» ese dinero.

«¿Qué pasaría si eso se hiciera en cualquier otra comunidad que gobernara el PP?, ¿qué pasaría si eso pasara en cualquier país de Europa? Sus ciudadanos le exigirían probablemente la dimisión a sus gobernantes por incapacidad en la propia gestión», apostilló.

Fotos

Vídeos