Moreno frena la fuga de cargos del PP en Jaén tras el acuerdo con algunos críticos

Moreno, con el actual presidente provincial y varios críticos en Jaén ayer. /EFE
Moreno, con el actual presidente provincial y varios críticos en Jaén ayer. / EFE

Lamenta la marcha de cinco alcaldes, entre ellos Miguel Moreno, quien inició la rebelión tras ganar unas primarias y no poder hacerse con la dirección provincial

J. M.LIÉBANA /M. D. TORTOSA JAÉN /SEVILLA.

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, asistió ayer en Jaén a la escenificación de un acuerdo de la dirección provincial de este partido con el sector crítico con el objetivo de frenar la fuga de cargos. En las últimas semanas tanto el alcalde de Porcuna, Miguel Moreno, como otros cuatro regidores y varios concejales han roto con el PP después de que la dirección regional no atendiera sus peticiones. Estas consistían de forma sucinta en dar marcha atrás al resultado del congreso en el que Juan Diego Requena se alzó con la presidencia provincial gracias al voto de los delegados pese a haber sido el perdedor en la consulta a los militantes, que ganó el alcalde de Porcuna.

Los críticos, entre los que se han encontrado varios diputados andaluces, consideran a Requena un hombre de paja del secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, al que los estatutos del PP no permitieron renovar la presidencia provincial, pero que pudo conseguir mayor número de delegados afines para el congreso.

La fuga iba a más, ya que otros ediles cercanos a Miguel Moreno y contrarios a Requena habían amenazado con salir del PP también y provocar una crisis de grandes dimensiones en la provincia de Jaén. El boquete en el PP se produce además en un momento de ascenso de Ciudadanos a costa de su electorado. Varios de los dimitidos podrían recalar en el partido naranja, reconocen algunas fuentes.

Tras varias reuniones, Moreno ha logrado hacer entrar en razón a los ediles del interior de la provincia seguidores del alcalde de Porcuna, a los que les ha prometido formar parte de la dirección provincial del partido y propiciar un cambio reglamentario para que en futuros congresos el voto de la militancia sea preponderante respecto al de delegados.

«Lo que toca ahora es trabajar por el futuro y trabajar juntos y cohesionados», alentó Moreno a los populares jienenses tras la reunión mantenida en la sede con miembros de la dirección provincial y del sector crítico que no han abandonado el partido y donde ambas partes sellaron la paz.

«Es un día especialmente significativo para el PP de Andalucía y para el PP de Jaén», añadió Moreno admitiendo la trascendencia negativa de la crisis al resto del partido. «Hoy se ha escenificado un acuerdo de carácter político, personal y humano», manifestó y para justificar la pelea explicó que el PP es «un partido político vivo, que a diferencia de otros tiene pasiones y que muchas veces se ha discutido y ha habido ángulos de visiones distinto e incluso maneras de entender la propia política».

Moreno lamentó la fuga de los cinco alcaldes del PP porque «han tomado la decisión errónea de irse», aunque sea «legítima y respetable». «Lamentamos esa pérdida, pero el partido tiene que seguir trabajando y funcionando», enfatizó. El presidente provincial, Juan Diego Requena, dijo haber tomado nota de los nueve meses de enfrentamiento y se comprometió a trabajar por incorporar a los críticos en su equipo de dirección y valoró el acuerdo como «una declaración de intenciones de mirar al futuro».

El portavoz de los críticos, Jesús Estrella, mostró su satisfacción por el pacto que permitirá al partido volver a la normalidad y fortalecerse con la incorporación de todos, pero advirtió que este no es «un cheque en blanco» y deberá demostrarse con «hechos y actos e ir limando asperezas». «Hoy el PP abre una nueva etapa», subrayó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos