Moreno se adelanta en la carrera a San Telmo y promete 600.000 empleos

Juanma Moreno, en el acto de la presentación ayer de la nueva campaña del PP sobre empleo en Andalucía . /EFE
Juanma Moreno, en el acto de la presentación ayer de la nueva campaña del PP sobre empleo en Andalucía . / EFE

El líder del PP andaluz propone una bajada de impuestos en lo que denomina una «revolución de la política fiscal»

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, se adelanta en la carrera a la Presidencia de la Junta y ayer se enfundó el traje de campaña con una promesa potente: 600.000 empleos «netos y de calidad» si logra el apoyo de los andaluces para gobernar esta comunidad.

Moreno hizo este anuncio al presentar una nueva campaña del PP con el eslogan 'Andalucía con empleo ¡YA!' El sitio elegido, el simbólico lugar de Las Setas de Sevilla donde tuvieron lugar en 2015 las manifestaciones del 15-M, y el tono y mensajes empleados por el líder de los populares andaluces pueden considerarse como el arranque de la precampaña electoral de las elecciones autonómicas. Estas no tocan hasta dentro de un año y aunque Susana Díaz ha asegurado que agotará la legislatura, Moreno quiere convencer a su partido de que desconfíe y se ponga las pilas porque la presidenta de la Junta puede convocarlas en cualquier momento.

El acto de ayer puede interpretarse como que él, por lo pronto, ya se ha cargado las pilas, pero también implica un gesto de auto afirmación como candidato cuando sus adversarios, sobre todo PSOE y C's, ha empezado a extender supuestas dudas de su partido sobre su candidatura.

El dirigente popular avanza que la creación de empleo será clave en sus propuestas electorales

Moreno, que estuvo rodeado de dirigentes del PP de Sevilla y diputados andaluces, quiso transmitir que no hay dudas en su partido sobre su candidatura, una confirmación que Mariano Rajoy es posible que haga este próximo sábado en un encuentro con dirigentes del partido en Sevilla y con mayor rotundidad el próximo marzo en la convención nacional que el PP celebrará en Andalucía.

Esta será la segunda ocasión en la que Juanma Moreno es candidato a la Presidencia de la Junta. En 2015 sacó un mal resultado en la historia del PP andaluz, bajando de 50 a 33 diputados y quedando lejos de la posibilidad de gobernar. Moreno apenas había aterrizado un año antes en la política andaluza apadrinado por el propio Rajoy y aquellas elecciones fueron preludio de otras derrotas electorales del PP en esta comunidad el mismo año.

Un bache que el PP logró remontar en las generales de junio de 2016, cuando volvió a ser la primera fuerza en Andalucía. El resultado dio alas a Moreno para afrontar con cierta tranquilidad la renovación de su liderazgo en el PP andaluz, ocurrido en marzo del pasado año sin ninguna contestación sobre su figura. Sus expectativas para conquistar la Junta se vieron alimentadas también por la posibilidad de que Susana Díaz ascendiera a la política nacional y un cambio en la candidatura del PSOE le beneficiara. Contaba además con que Ciudadanos podría ser el partido bisagra que le faltó a Javier Arenas para conquistar la Junta en 2012, cuando el PP ganó por única vez en Andalucía.

Varios acontecimientos han venido a complicar esas expectativas: La continuidad de Susana Díaz en Andalucía tras perder las primarias con Pedro Sánchez, el conflicto de Cataluña y el ascenso de Ciudadanos en las encuestas a nivel nacional a costa del voto popular.

Moreno, que se prometió a sí mismo un plazo de ocho años para conquistar la Junta y acabar con la hegemonía socialista de 36 años, sabe que se enfrenta a una empresa difícil por todas las circunstancias mencionadas. En este reto estriba, según varias fuentes, que el político malagueño haya decidido enfundarse el traje de candidato sin más demora, adelantándose a todos los demás y con una estrategia definida.

En el acto ayer en Sevilla avanzó los primeros mimbres de esa estrategia: Convencer a los ciudadanos de que con el PP se acabará el «paro estructural y endémico» de Andalucía y que se bajarán aún más los impuestos que C's ha logrado como contrapartida a respaldar el Gobierno de Díaz.

Bajada de impuestos

La nueva campaña que presentó busca transmitir cómo «en Andalucía el tiempo pasa, pero el paro se queda». Las imágenes del vídeo y los trípticos que presentó muestran rostros que van envejeciendo y recuerdan porcentajes del paro que permanecen parecidos desde que el PSOE gobierna en Andalucía: el 21% de la población activa en 1982; el 26% en 1999 y el 25% en 2017. En contraste los porcentajes de la media en España de paro: 17%, 15% y 16% en los años mencionados.

«Ello significa que nunca hemos conseguido superar el problema de desempleo y ello tiene mucho que ver con las políticas que existen. Las políticas son las que hacen mejorar y las que generan un mejor bienestar y en Andalucía no tenemos buenos gobiernos ni tampoco buenas políticas». Moreno pidió a su partido que convenza a la gente para «que no se conforme ni se acostumbre a la tasa de paro más alta de España y de Europa» y que cuando «hay un gobierno del PP se crea empleo en España». Explicó que la cifra de los 600.000 empleos que promete haría que la comunidad tuviera el mismo empleo que la media nacional.

Promete también «revolucionar el modelo fiscal en Andalucía» para rebajar impuestos a los que más empleo creen, el tramo autonómico del IRPF, la tasa de transmisiones y aún más el impuesto de sucesiones.

«La situación tiene solución con otras políticas», manifiesta en un vídeo en el que se ofrece como garante de acabar con las políticas «rancias» del PSOE y revertir el paro. «Pero necesitamos tu ayuda», afirma en una clara invitación al voto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos