Los medios de comunicación andaluces ponen fin a los anuncios de contactos

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ayer posando con los editores y directores de medios de comunicación de Andalucía. /EFE
La presidenta andaluza, Susana Díaz, ayer posando con los editores y directores de medios de comunicación de Andalucía. / EFE

Más de 20 medios, entre ellos SUR, firman un convenio de buenas prácticas publicitarias con la presidenta de la Junta, Susana Díaz

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Más de 20 directivos de medios de comunicación de Andalucía, entre ellos el director de SUR, Manuel Castillo, firmaron ayer un convenio de buenas prácticas con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en San Telmo. El acuerdo, pionero, implica poner fin a los anuncios de contactos y reclamar que esta práctica se extienda al resto de España. Susana Díaz expresó su «agradecimiento y orgullo» a los responsables de los medios andaluces por el «paso adelante dado», que calificó de «un ejemplo de compromiso y responsabilidad social en defensa de las buenas prácticas y los códigos deontológicos» y que ayudará «a construir un mundo mejor».

La presidenta andaluza mostró su preocupación porque España se haya convertido en uno de los principales destinos para el consumo de prostitución en Europa cuando, enfatizó, «la inmensa mayoría de las personas que la practican no lo hacen voluntariamente».

Susana Díaz situó el acuerdo firmado como antesala de una ley específica contra la trata y la explotación sexual que el Gobierno andaluz aprobará en breve y para el que dijo estar «convencida» de que tendrá el respaldo de todas las fuerzas políticas.

La Junta y los medios se comprometen a «hacer de Andalucía un espacio libre de mensajes de contenidos publicitarios de índole sexual ligados a los denominados 'anuncios de contacto', conscientes de que constituyen la punta del iceberg de situaciones graves que atentan contra los derechos, la integridad y la dignidad de las personas, fundamentalmente mujeres y niñas, como la prostitución, la esclavitud sexual o la trata».

El acuerdo suscrito está en consonancia con los postulados del Convenio de Estambul que considera la prostitución y la trata como violencia de género.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos