Medio centenar de vecinos apedrean a los agentes que interceptaban un alijo en La Línea

Imagen captada de vídeo de un momento de la operación. :: sur/
Imagen captada de vídeo de un momento de la operación. :: sur

Los policías nacionales tuvieron que pedir refuerzos de Guardia Civil y Policía Local y detuvieron a un joven

SUR SEVILLA.

Un nuevo incidente contra las Fuerzas de Seguridad que actuaban contra el narcotráfico se ha registrado en la localidad gaditana de La Línea, donde recientemente un policía local falleció arrollado por un vehículo en un enfrentamiento con narcos.

Según ha informado la Delegación del Gobierno, agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Guardia Civil, detuvieron a un joven de 20 años en la población campogibraltareña, después de que se produjera un alijo en la playa de Levante y se iniciara una persecución policial por la barriada de San Bernardo, en la que los agentes fueron increpados y objeto de lanzamiento de piedras por unas 50 personas. Los hechos se produjeron después de que un indicativo de la Policía Nacional acudiera a la zona del paseo de Levante tras recibir la alerta del SIVE, en colaboración con la Guardia Civil, de que se estaba introduciendo un alijo de droga a través de dos embarcaciones.

Cuando llegaron al lugar de los hechos pudieron observar que una gran cantidad de personas se dirigían hacia la orilla de la playa descargando fardos de arpillera con intención de volverlos a introducir en la embarcación, mientras que otro grupo introducía fardos ya desembarcados en viviendas ubicadas en la barriada de San Bernardo y otros emprendían la huida ante la presencia policial. Así, los agentes comenzaron una persecución a pie, logrando alcanzar a uno de los huidos, que portaba un fardo de hachís, por lo que fue detenido.

Además, otros agentes de la Policía personados en la zona lograron recuperar dos fardos más mientras que eran increpados por unas 50 personas que terminaron lanzándoles piedras y objetos contundentes, por lo que se solicitó la presencia de más refuerzos policiales, con Policía Local y Guardia Civil.

A disposición judicial

Finalmente, una vez asegurada la zona y comprobado que no había ningún fardo más de hachís, el detenido fue puesto a disposición judicial como presunto autor de un delito de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y atentado agente de la autoridad, por lo que el titular del juzgado decretó su ingreso en prisión. Los agentes se incautaron 150 kilos de hachís y una embarcación semirrígida con motor fuera borda.

Incidentes similares registrados el pasado mes de abril, cuando un grupo de narcos se enfrentaron a los agentes y llegaron a dañar sus vehículos e intentar atropellarlos. Los hechos motivaron una concentración de agentes, convocada por las organizaciones profesionales, para reclamar más medios en la zona.

El alcalde linense, Juan Franco, ha pedido un cuerpo especial «de choque» para luchar contra el narcotráfico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos