Un maltratador agrede a tres policías por obligarles a entregar a sus hijos

La madre de los niños, Sonia Barea, ayer en Sevilla./David Arjona . EFE
La madre de los niños, Sonia Barea, ayer en Sevilla. / David Arjona . EFE

Condenado a 34 meses de prisión por violencia machista, se había negado a devolver los niños a la madre

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Una rápida y efectiva actuación de la Policía Nacional permitió ayer que los dos menores residentes en Granada y retenidos por su padre en Sevilla volvieran con la madre, quien había denunciado los hechos temerosa de que su antigua pareja, condenada en firme por malos tratos contra ella, pudiera hacer algo que dañara a los niños. El desenlace de la operación parece haberle dado la razón. Para evitar su detención en casa de su actual novia en Dos Hermanas, el progenitor, Manuel Lebrón, se parapetó tras los niños y agredió a tres policías con un cuchillo de grandes dimensiones, según confirmaron fuentes policiales a este periódico. Los agentes fueron atendidos en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y sus heridas no revisten gravedad. Los niños, Manuel y Violeta, de 9 y 10 años, fueron puestos a salvo y al mediodía ya abrazaban a su madre, Sonia Barea, en la comisaría central de la Policía en Sevilla. El padre fue detenido y hoy comparecerá ante el juez por los delitos de sustracción de menores, lesiones y atentado.

Los niños pasaban unos días de las Navidades con su padre, pero cuando el pasado día 30 de diciembre este no los llevó al punto de entrega establecido en Granada, la madre comenzó a preocuparse y denunció la incomparecencia. Aunque nunca se había retrasado en las entregas, Sonia Barea confesó en 'Herrera Cope' que su preocupación se justificaba porque «les había dicho que se iban a marchar y que no iban a volver en mucho tiempo». «Algo debió decirles la última vez porque no querían irse con él». También relató cómo «en una ocasión, la niña observó que el padre tenía guardado en una caja fuerte un fajo de billetes de euros bastante grande».

Antecedentes

En esta preocupación cuenta mucho el historial de persona agresiva de Lebrón, sobre el que pesa una sentencia firme de 34 meses de prisión por maltrato habitual con continuas vejaciones a su expareja y en presencia de menores. «Me destrozó la vida», contó Barea en la radio. «Él tiene un perfil agresivo y tendría que haber entrado ya a prisión».

El progenitor detenido cuenta con otros antecedentes policiales por agresiones, motivo por el que, según Efe, fue expulsado del cuerpo de la Policía Local de Alcalá de Guadaíra, localidad sevillana en la que tenía fijada su residencia, pero en la que no podía vivir por estar desterrado de ella. Aquí residió la pareja, hasta que Barea pidió protección al Instituto de la Mujer y se trasladó a Granada con los niños.

La madre, desesperada tras dar la voz de alarma el día 1, se personó ayer por la mañana en los juzgados de Alcalá de Guadaíra para que se le facilitara el paradero de Lebrón. El juez estaba de vacaciones, pero poco después el dispositivo policial puesto en marcha para localizar a los niños comenzó a dar sus frutos. Un antiguo compañero policial recordó que Lebrón tenía una nueva pareja y que esta vivía en Dos Hermanas, ciudad vecina a Alcalá.

Mensaje de Zoido

La actual pareja facilitó la entrada de los agentes policiales a su casa, razón por la que no fue arrestada. La operación de rescate de los niños se desarrolló sobre el medio día y fue el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien dio la noticia de la detención de Lebrón y la localización de los menores en su cuenta de Twitter a las 12.55 horas.

Con posterioridad, el ministro del Interior y también el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, expresaron su enhorabuena a la Policía Nacional por la rápida actuación. Zoido comunicó que había tres agentes heridos, pero fuera de peligro.

Fuentes policiales revelaron luego algunos detalles de la detención de Lebrón, quien provocó escenas de gran tensión por su comportamiento «agresivo». El padre se parapetó en los niños, lo que hizo que la policía tuviera como principal objetivo sacar a los menores de la casa y ponerles a salvo. Luego cogió un cuchillo y se lanzó contra los policías, hiriendo con cortes y lesiones a tres de ellos. Las fuentes no precisaron si los niños presenciaron el arresto del padre. La madre ha solicitado al juez una orden de alejamiento de Lebrón de los niños como hay una con ella.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos