Maíllo renueva como coordinador de IU Andalucía con gran respaldo de las bases

Alberto Garzón y Antonio Maíllo, ayer en la clausura de la 21 asamblea. :: Pepo Herrera.EFE

Garzón: «El buen 'feeling' entre Rodríguez y Maíllo hará que pronto tengamos los primeros esbozos de la confluencia»

MARÍA DOLORES TORTOSA SEVILLA.

Antonio Maíllo fue reelegido ayer coordinador de Izquierda Unida en Andalucía con el 83,03% de los votos de los militantes que participaron en la votación, algo más de tres mil afiliados. Maíllo obtuvo 2.501 votos de un censo de 6.267 militantes. El candidato alternativo, José Luis Pérez Tapias, consiguió 511 sufragios, un 16,96%. La nueva Coordinadora Andaluza, máximo órgano entre congresos, cuenta con 59 miembros de la candidatura de Maíllo y 12 de la de Tapias, cercana al excoordinador Diego Valderas, ausente en este cónclave que se celebró en Benacazón (Sevilla). Los 71 miembros de la coordinadora son los que proclamaron a Antonio Maíllo coordinador general por 60 votos y 11 abstenciones. Maíllo vuelve a repetir con un respaldo histórico, sin ningún voto en contra. Tapias, miembro ahora de la coordinadora, felicitó al líder con un abrazo.

Maíllo dio las gracias porque reconoce que la suya era «una apuesta arriesgada e innovadora», la de la confluencia con Podemos y otras fuerzas para llegar a ser una alternativa de Gobierno en Andalucía al PSOE de Susana Díaz. «Es una tragedia que gobierne», dijo de la presidenta de la Junta, a quien le niega autoridad para «refundar» Andalucía por haber estado «envuelta en la rojigualda» durante dos años.

«Tenemos por delante algo precioso que construir en Andalucía frente al agotamiento del Gobierno andaluz, que no tiene plan estratégico más que mantener su pegamento institucional», añadió el líder de IU Andalucía. Pidió a los más de 400 delegados afrontar este nuevo modelo de IU, menos acartonado orgánicamente para acoger colectivos y personas simpatizantes de la izquierda. Dijo que hay que abrirse a más gente para «unir fuerzas frente a un adversario muy poderoso», en alusión al bipartidismo, y hacerlo «sin nostalgia ni melancolía».

Cuatro años después de su primera elección, Maíllo dijo sentirse con más conocimiento de Andalucía, pero con la «misma profunda ilusión para que mejore la mayoría social» de esta comunidad.

Al acto de clausura de la 21 asamblea han asistido el coordinador general, Alberto Garzón, y la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez. Los dos se refirieron a la confluencia. Rodríguez prometió «generosidad» en el proceso que ahora arranca.

Garzón, que reconoció errores en Unidos Podemos, manifestó que Andalucía «marcará la forma de hacer confluencia» de otra manera y «se convertirá en ejemplo», ya que si no hay adelanto en las generales o convocatoria de las catalanas, será la primera comunidad con elecciones autonómicas.

Garzón y Teresa

«Tenemos mucha esperanza en el proceso andaluz», remarcó. Opina que hay muchas posibilidades de que dicha confluencia obtenga buenos resultados en Andalucía por la «derechización» de Susana Díaz y el buen entendimiento entre Maíllo y Teresa Rodríguez. «El feeling que existe entre Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo es suficientemente bueno como para decir que dentro de muy poco tendremos los primeros esbozos de cómo será esa confluencia». El coordinador general dedicó numerosos piropos a Maíllo. «No es simplemente una persona con enorme lucidez política, sino una brújula a la hora de trabajar y de guiar en procesos difíciles».

Antonio Maíllo quería a Teresa Rodríguez en la clausura y que hablara para convencer a los más desconfiados con la confluencia, a los que piensan que Podemos hará invisible a IU. Rodríguez dijo que comprendía el miedo de IU porque es el mismo que también percibe en algunos sectores de Podemos, por lo que reclamó una relación de mirada sincera y sencilla.

«La confluencia no será un matrimonio concertado y de conveniencia», sino un proyecto donde ambas organizaciones deben tener «la generosidad que hasta ahora habéis mostrado», adujo. «No queremos un matrimonio pactado, sino una relación abierta que invite a todo el mundo», sentenció.

Más

Fotos

Vídeos