La madre de Gabriel pide que quien se lo haya llevado «lo deje en un centro comercial. No habrá represalias»

Los padres han descartado que haya podido perderse porque «conoce la zona perfectamente desde pequeño»

EFE

Patricia Ramírez, madre de Gabriel Cruz, el niño de 8 años desaparecido el martes en Níjar (Almería), ha sostenido hoy que su hijo "no se ha podido perder, no ha podido ir a la montaña, no es miedoso pero es prudente", por lo que considera que se trata de algo forzoso.

"Estamos preocupados, no sabemos nada desde ayer. Es pequeño, tiene 8 años, estamos desconcertados y agradecidos con toda la gente que ha venido y esperamos que siga viniendo hasta que aparezca, porque tiene que aparecer", ha dicho Ramírez a los periodistas.

Noticia relacionada

Ha descartado que haya podido perderse porque "conoce la zona perfectamente, desde pequeño". Señala que esa misma mañana hizo el mismo recorrido, de unos cien metros, para visitar la casa de los primos a la que se dirigía cuando se perdió su rastro.

La madre se ha dirigido a quien haya podido llevarse al niño para decirle que no habrá "represalias" por parte de la familia, por lo que lo único que tiene que hacer es "montarlo en un coche y dejarlo en un centro comercial, en la vía pública, donde puedan".

Ha agradecido todas las llamadas, pero ha pedido que se "libere el teléfono" de no tener información esencial para el caso porque "lo único que pueden hacer es entorpecer la investigación".

Patricia Ramírez cree que su hijo está vivo: "Tengo que pensar que sí. Sí porque cualquiera que vea a mi hijo como es, es muy especial, a Gabriel es imposible hacerle daño", ha dicho.

Por su parte, Ángel Cruz, padre del menor, ha remitido un comunicado en el que ha agradecido las muestras de apoyo de la sociedad, así como el trabajo que los voluntarios y los cuerpos de seguridad del Estado están llevando a cabo para poder encontrar a su hijo.

Ha recordado que hay 10.000 euros de recompensa, tal y como ayer anunció en el programa "Desaparecidos" de TVE, por ofrecer alguna información que ayude a dar con el paradero del menor, un importe que aporta un grupo de familiares y amigos del padre de Gabriel.

Un familiar de los padres ha señalado que sobre las tres y veinte de la tarde del martes vio una furgoneta de color blanco que le pareció "rara" en las inmediaciones del camino que usó el niño y otra vecina, Consuelo, apunta que a esa hora escuchó un "portazo" en la zona.

Rosa García, prima de la abuela del niño, ha relatado que esa misma mañana fue a jugar con sus nietos, que pasaban allí los días festivos del puente, y que a las doce regresó a su casa.

Recuerda que sobre las seis su prima llegó a casa a buscar a Gabriel, que tres horas antes había ido en busca de sus primos, y que unas horas más tarde se enteró de que el niño no estaba en la casa de ningún conocido.

Ha señalado que su casa, como la de todos los vecinos de la localidad, ha sido registrada por la Guardia Civil, que aún continúa la búsqueda en los aledaños de Las Hortichuelas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos