El PP lanza una nueva ofensiva contra la jueza Núñez y pide que deje el 'caso ERE'

La jueza María Núñez Bolaños. :: efe/
La jueza María Núñez Bolaños. :: efe

El Poder Judicial ya archivó otras recusaciones del PP contra la magistrada por los cursos de formación

M. D. TORTOSA SEVILLA.

El PP andaluz, personado como acusación en varias causas que se siguen contra excargos de la Junta en los juzgados sevillanos, entre ellos el 'caso ERE', ha vuelto a lanzar una nueva ofensiva contra la jueza María Núñez Bolaños, titular del juzgado 6 donde se instruye la famosa macrocausa. El PP ha presentado un incidente de recusación contra la magistrada en las diligencias que investiga sobre presuntas irregularidades en las transferencias de financiación a la agencia pública IDEA de la Junta porque una cuñada trabaja en ella como administrativa. Aunque no hay decisión alguna del Poder Judicial de que la iniciativa vaya a prosperar, el vicesecretario de Organización, Formación y Electoral del PP Andaluz, Toni Martín, arremetió ayer contra la jueza y pidió que «se retire inmediatamente del caso porque sus lazos familiares la inhabilitan».

«Nos parece insostenible que la juez Núñez Bolaños siga al frente de esta causa», dijo Martín, ya que el familiar de la jueza, en su opinión, ha podido participar «por acción u omisión» en los hechos que se investigan, dice, según la nota del PP. «Lo contrario -que siguiera instruyendo la causa- sería inaudito e inquietante y no tendría la más mínima garantía jurídica», prosigue.

En su escrito de recusación el PP menciona que el familiar es María Guija Villa, mujer de un hermano de la jueza, y sostiene que es la responsable técnico del Área de Control y Seguimiento de las subvenciones concedidas por la agencia IDEA objeto de investigación.

Fuentes de IDEA aseguraron a Europa Press que la cuñada de Núñez Bolaños, licenciada en Derecho, es una funcionaria de nivel técnico inferior que realiza labores de secretaria o administrativa, de forma que sus funciones «no tienen nada que ver» con la gestión de las transferencias de financiación sino con el seguimiento de los fondos propios de la agencia. Su labor «es meramente administrativa y sin capacidad de resolución», informa.

También las fuentes consultadas por Europa Press han aseverado que la cuñada de la instructora «está peleada y enfrentada con el resto de sus hermanos en Sevilla» y, de hecho, existe un pleito civil entre ellos, de forma que «no existe contacto» entre María Guija y sus hermanos y tampoco de la primera con la jueza.

Este enfrentamiento no es el primero entre el PP y la jueza Núñez Bolaños, quien en 2015 sustituyó a la primera instructora del 'caso ERE', Mercedes Alaya, tras ascender esta a la Audiencia de Sevilla. Debido a un conflicto entre ambas, el TSJA, de acuerdo con el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), decidió que la pieza política del 'caso ERE' la instruyera el juez de refuerzo Álvaro Martín, quien envió al banquillo a 22 cargos de la Junta, entre ellos los expresidentes socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán. El juicio comienza el 13 de diciembre.

Otras recusaciones

Núñez Bolaños sí siguió al frente de otras diligencias del 'caso ERE' sobre las ayudas recibidas por empresas, de otros sumarios abiertos por la actuación de la agencia IDEA en otros programas de subvenciones de la Junta y de los cursos de formación. La instructora archivó la investigación abierta por Alaya contra excargos socialistas de la Junta por los cursos de formación a petición del ministerio fiscal, pero en contra del PP como acusación particular.

Por este caso el PP lanzó una primera ofensiva contra la jueza que llegó al Consejo General del Poder Judicial, al que pidió que la sancionara. El Poder Judicial rechazó los argumentos del PP y archivó sus recusaciones, la última justo ahora hace un año.

Núñez Bolaños y los letrados del PP también han tenido fricciones por las fianzas que la primera ha pedido a los populares para personarse en las causas judiciales. En la de este caso de las transferencias de financiación a IDEA distintas a las de los ERE, le solicitó 30.000 euros, dictando luego la Audiencia de Sevilla que la magistrada rebajara la cuantía como ya había requerido en otro sumario. La recusación además se produce sin que el PP sea aún acusación en el caso por esta diatriba de las fianzas.

Coincide además con que Núñez haya citado como investigados a cargos del Gobierno popular de Aznar por las ayudas al ERE de la Faja Pirítica. También con el famoso escrito solicitado por Núñez al Ministerio de Trabajo, en el que un alto cargo de este admite que el Gobierno central utilizó el mismo sistema de ayudas directas en los ERE que la Junta, por el que dos expresidentes irán a juicio en algo más de un mes.

Fotos

Vídeos