Un juzgado incoa diligencias sobre el caso de Juana Rivas y cita a las partes

Rajoy afirma que hay que ponerse en el lugar de la mujer que ha desobedecido la orden de entregar a sus hijos a su agresor

SUR SEVILLA.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Granada, este viernes en funciones, ha incoado diligencias previas tras recibir las actuaciones en torno al caso de Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que ha incumplido la orden judicial de entregar a sus hijos al padre, y ha citado a las partes el próximo 8 de agosto para que comparezcan en este procedimiento que salta ahora a la vía penal.

Esta situación se produce después de que el juzgado que hasta ahora ha llevado el caso por la vía civil, el de Primera Instancia número 3 de Granada, denegara este viernes las medidas cautelares que el exmarido de Juana Rivas había solicitado contra ella, entre las que figuraba una orden internacional de detención a tenor del «riesgo objetivo» en el que a su juicio se encuentran los menores.

Aunque la jueza ha rechazado emprender las medidas cautelares contra Juana Rivas, sí acordó «deducir testimonio por los posibles delitos que se hayan podido cometer» y remitir las actuaciones al juzgado decano de Granada para su reparto.

El objetivo es que se investiguen los posibles delitos a los que alude el padre de los menores, asunto que ha recaído en el Juzgado de Instrucción número 2, que ha incoado diligencias previas y ha citado a las partes el próximo 8 de agosto para que comparezcan ante el juez.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también se pronunció sobre el caso de Juana Rivas. Cree que «hay que ponerse en el lugar de esa madre», en referencia a que está ilocalizable desde que incumplió la orden judicial de entregar a sus hijos a su expareja, condenado por maltrato.

En una comparecencia tras la celebración del Consejo de Ministros antes de las vacaciones, ha considerado que «hay que ser conscientes de lo que le ha ocurrido» a Rivas. Así, Rajoy ha recordado que esta madre «ha tenido que irse a Italia, ha tenido que volver, ha sido dos veces agredida y su marido ha sido condenado por maltrato».

El jefe del Ejecutivo ha concluido afirmando que «a las personas conviene atenderlas y comprenderlas y luego está todo lo demás».

Juana no compareció el miércoles pasado al punto de encuentro familiar donde debía entregar a sus hijos al padre, residente en Italia y condenado en 2009 por lesiones contra ella y al que la mujer volvió a denunciar por maltrato hace un año. EFE

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos