La Junta reclama «firmeza» de los partidos ante la «astracanada» del Parlamento catalán

Susana Díaz y Juan Carlos Blanco, ayer en San Telmo. :: E. P-
/
Susana Díaz y Juan Carlos Blanco, ayer en San Telmo. :: E. P-

El PP llevará al Parlamento andaluz una declaración institucional para condenar «la patada» a la democracia de los separatistas

M. D. TORTOSA SEVILLA.

La Junta de Andalucía y algunos partidos andaluces reaccionaron ayer en defensa de la legalidad respecto a lo sucedido en el Parlamento de Cataluña la noche del miércoles, cuando los separatistas aprobaron la convocatoria del referéndum del próximo 1 de octubre de forma unilateral. El Gobierno de Susana Díaz expresó su total apoyo al Gobierno de Mariano Rajoy y reclamó «firmeza y serenidad» a los partidos frente al «disparate» y la «astracanada» de Cataluña. El PP anunció que llevará al Pleno del Parlamento andaluz de la semana que viene una declaración institucional para condenar el «ataque al sistema parlamentario» y «la patada» a la democracia de los partidos separatistas catalanes, mientras Podemos Andalucía culpa al PP de la situación.

«No hay excusas ni justificaciones para quienes desprecian las leyes y atentan contra la democracia y la convivencia en Cataluña», escribió ayer tarde en su cuenta de Twitter la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

Por la mañana, el portavoz de su Gobierno, Juan Carlos Blanco, recordó que Díaz ya había advertido la pasada semana de que lo que estaba ocurriendo en Cataluña era un «disparate jurídico y político». «El disparate se consumó. En el Parlamento catalán se conculcó la legalidad, se vulneró la ley, se hizo una afrenta a la libertad y a la democracia de los catalanes y del resto de lo españoles. Lo que ocurrió fue una astracanada, que si no tuviera responsabilidades tan graves podría ser risible, pero no lo es, es algo muy grave», manifestó en una declaración ante los medios.

LOS PROTAGONISTAS» Susana Díaz Presidenta de la Junta Juanma Moreno Presidente del PP-A Maribel Mora Senadora de Podemos

Blanco y el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, expresaron casi al mismo tiempo en San Telmo y el Parlamento el respaldo del Gobierno andaluz al Ejecutivo de Rajoy para que este lleve lo ocurrido al Tribunal Constitucional. Jiménez Barrios pidió «firmeza y serenidad» de todos los partidos democráticos ante un espectáculo «realmente lamentable».

El presidente del PP Andaluz, Juanma Moreno, calificó lo ocurrido la noche del miércoles en la Cámara catalana de «acto de golpismo institucional, un ataque a la democracia y a la Constitución». Insistió en que hay que denunciar que «los radicales» perpetraron «un golpe al Estado». En un vídeo publicado en redes sociales, Moreno insiste en cómo «unos señores» se aprovecharon de su posición de representantes públicos «para violentar la ley y quebrantarla, al más puro estilo de los asaltadores de caminos». Unos hechos que califica de «piratería política» porque «lo que quieren los radicales es construir su propia república bananera para poder campar a sus anchas». Moreno también hace un llamamiento «a permanecer juntos por una España unida y fuerte», al tiempo que defiende la reacción del Gobierno central frente a este «atropello».

La secretaria de Política Municipal del PSOE-A, María Jesús Serrano, manifestó el apoyo del PSOE andaluz al Gobierno de España para «restituir la legalidad ahora alterada», en sintonía en este asunto con la línea marcada por el secretario general, Pedro Sánchez.

La reacción de Podemos Andalucía fue diferente. La secretaria de Acción Institucional de Podemos Andalucía, Maribel Mora, culpó al PP de la situación generada en el Parlamento catalán. «El PP ha llevado hasta el extremo la crispación y el enfrentamiento» en Cataluña y «provoca situaciones como la que vimos» este miércoles, dijo en rueda de prensa en Sevilla.

«El PP es exactamente el culpable de estas situaciones en las que los posicionamientos están cada vez más polarizados, cuando la realidad es que hay un clamor, un deseo mayoritario del Parlamento catalán y de la gran mayoría de la sociedad catalana porque quieren decidir y dar su opinión», expresó la senadora. Para la representante de Podemos, lo de este miércoles fue «un paso más en ese clamor social de querer decidir», y lo que hay es «un problema político, no jurídico», que se tiene que solucionar «con diálogo y con consenso, cosa que está claro que no quiere el PP».

Fotos

Vídeos