La Junta quiere salir de la tutela estatal del FLA y captar financiación de los bancos

Soraya Sáenz de Santamaría, María Jesús Montero y Cristóbal Montoro. :: efe/
Soraya Sáenz de Santamaría, María Jesús Montero y Cristóbal Montoro. :: efe

La operación está a punto de cerrarse, pero para ello necesita la autorización del Consejo de Ministros y de la Secretaría General del Tesoro

MARÍA DOLORES TORTOSA SEVILLA.

La Junta de Andalucía ha solicitado al Gobierno de la Nación autorización salir de su tutela para obtener liquidez de manera progresiva y poder captar de los mercados financieros en torno a mil millones de euros. La operación para conseguir fondos de los bancos a un interés favorable está a punto de cerrarse o en buen camino, confirmaron fuentes del Gobierno andaluz, si bien para ello la administración autonómica necesita la autorización del Consejo de Ministros y de la Secretaría General del Tesoro.

No parece que vaya a haber ningún problema para ello, indicaron las mismas fuentes de la Junta admitiendo que ya está negociado con el Ejecutivo central. La presidenta, Susana Díaz, confirmó la pretensión de su Gobierno de salir del paraguas financiero del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) con el que el que el Gobierno central sirve de banco a las comunidades una vez que con las presiones europeas por la prima de riesgo y la crisis bancaria, los mercados financieros dejaron de prestar créditos a los gobiernos autonómicos desde 2011. Desde entonces el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas sirve de intermediario o banco de las comunidades y ha remitido a Andalucía 28.971 millones de euros para pago a proveedores y liquidez. Esta inyección tiene contraprestaciones. Las comunidades pierden autonomía y de hecho están intervenidas o vigiladas en los movimientos de sus haciendas. El FLA es en realidad un préstamo, por el que la Junta paga de intereses 1.890 millones de euros.

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, argumentó el hecho de haber cumplido por quinto año con el objetivo del déficit y tener un plazo de pago a proveedores o un nivel de deuda por debajo de la media. El déficit de Andalucía en 2017 se situó en el 0,31% del PIB, muy por debajo del objetivo obligado del 0,6%. También ha cumplido con el 2,1% de la regla de gasto, un límite más duro que impide aumentar los recursos estratégicos y la inversión. El nivel de endeudamiento es 2,8 puntos por debajo de la media nacional y el plazo de pago a proveedores se sitúa 19 días por debajo de la de la Administración central.

«Eso nos permite salir a financiarnos a intereses más baratos y de una tutela que la derecha ha utilizado para invadir competencias autonómicos», manifestó la presidenta. Un comunicado de la Consejería de Hacienda, que dirige María Jesús Montero, admite que el FLA supuso acceso a la financiación, pero a la vez un «límite a la autonomía financiera de las comunidades y la imposición de duras condiciones», además de un intento de recentralizar competencias autonómicas por parte del Gobierno del PP.

Los partidos reaccionaron de forma diversa. Cs apoya la iniciativa, lo mismo que Podemos e IU, aunque estos con reparos. El líder del PP, Juanma Moreno, interpreta que el modo de hacerlo es para confrontar con el Gobierno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos