La Junta de Andalucía no prevé modificar la norma para que los chiringuitos se puedan desmontar en invierno

Imagen del temporal que azotó el año pasado en abril Málaga. /Salvador Salas
Imagen del temporal que azotó el año pasado en abril Málaga. / Salvador Salas

El portavoz del Gobierno andaluz señala que las playas afectadas por el temporal no estarán listas para Semana Santa

EUROPA PRESS

El portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, ha dicho este martes que la Junta no tiene intención de modificar la normativa que regula la presencia de los chiringuitos en las playas andaluzas para que estos se puedan desmontar en invierno y evitar los daños que pudieran causar temporales de viento y lluvia como los que se están viviendo en los últimos días.

A preguntas de los periodistas en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Blanco ha respondido sobre el cambio de normativa mencionado que no tiene constancia que la Junta contemple la modificación y que ahora la "prioridad" es "recabar toda la información posible" sobre los daños provocados por la inclemencias meteorológicas para que los trabajos "puedan iniciarse a la mayor brevedad posible" y con ellos la recuperación de las costas afectadas "llegue cuanto antes".

Además, ha dicho que la reparación completa de algunas de las playas andaluzas como las de la zona de La Antilla, en Huelva, no será posible para la temporada turística que se presenta en los días de la Semana Santa. "Después de hacer una simple vista, reparar lo que había en La Antilla en dos o tres semanas, quiero entender que es imposible", ha añadido, al tiempo que ha afirmado que antes del verano sí sería posible que estas playas estuviesen a punto.

Por otro lado, el próximo lunes 12 de marzo tendrá lugar la primera reunión de la comisión mixta regional que analizará con detalle las acciones a desarrollar en las zonas afectadas, entre ellas el acondicionamiento de la parte de las playas que, según el portavoz de la Junta, "tiene que llegar antes de que se inicie la temporada de verano".

Sin embargo, ha querido hacer un llamamiento a los turistas que tengan intención de visitar Andalucía en las próximas vacaciones de Semana Santa y ha resaltado que la comunidad "tiene una oferta de ocio importantísima" y "de todo tipo" más allá de sus playas, aunque estas sean unos de los elementos destacados.

3.800 incidencias registradas

Blanco ha explicado que debido al alcance de los efectos del temporal que está arreciando a Andalucía se han empezado a acometer trabajos para la recuperación de las zonas afectadas. A esto, ha añadido que entre los últimos datos actualizados tras casi siete días desde que se iniciara el temporal de agua y viento se encuentran el número de incidencias gestionadas por el Servicio de Emergencias 112 Andalucía, que ya asciende a 3.800. Las incidencias más repetidas son caídas de árboles, de ramas, de señales de tráfico, vallas, chapas y toldos.

La peor jornada, según ha continuado el portavoz, fue la del pasado 28 de febrero cuando un trabajador falleció al caerle encima un árbol mientras realizaba labores de limpieza y retirada de árboles con riesgo de caída en el municipio de Hinojos (Huelva). Desde la madrugada de ese día, se ha atendido a una decena de heridos leves al sufrir caídas de ramas o accidentes de carretera relacionado con obstáculos en las vías o desprendimientos de tierra, señales e incluso muros.

La provincia de Sevilla ha sido la más afectada con 1.513 incidencias, seguida de Cádiz con 517 avisos gestionados. A estas dos le siguen con cifras inferiores Málaga, Granada, Jaén, Huelva, Córdoba y Almería.

Blanco ha expuesto que el temporal también se ha dejado sentir en la red de carreteras secundarias, que se han visto afectadas por taludes, balsas de agua y desprendimiento de barros, tierras y árboles. También ha recordado que actualmente permanece cortada al tráfico la A-461 en el kilometro 45, en el tramo de Minas de Riotinto a Campofrío, debido a desprendimientos. Sobre esto, ha apuntado que la Consejería de Fomento y Vivienda "trabaja con urgencia" en las obras de reparación para "establecer la circulación lo antes posible".

Blanco ha añadido que el temporal "ha tenido un efecto muy negativo en Cádiz y Huelva" donde "se han vivido días con vientos muy fuertes e incluso con tornados". En estas zonas se continúa evaluando los daños debido a la gravedad de los mismos, por lo que Blanco ha solicitado a los afectados que aporten documentación precisa de los daños para acelerar el proceso.

Lluvias "beneficiosas"

El portavoz del Gobierno andaluz ha destacado que las lluvias que ha traído el temporal han sido, por otro lado, "en general beneficiosas" para el sector de la agricultura. "No se han producido en general daños graves en cultivos e infraestructuras y, en cambio, en agua caída supone un alivio muy importante", ha dicho, aunque ha apuntado que "los daños más reseñables" se han dado en el Campo de Gibraltar y en Huelva, tanto en el condado como en las playas.

También ha informado de que, según datos actualizados el pasado lunes, los embalses andaluces han recogido más de 212 hectómetros cúbicos de agua, una cifra que puede seguir creciendo estos días. Según ha resaltado el portavoz, esto "va a permitir suavizar muchas medidas previstas en el Decreto de la sequía", que está ultimando la Consejería de Medio Ambiente y que se aprobará durante el mes de marzo en el Parlamento andaluz.

"El agua ha llegado en un momento en el que estábamos en fase crítica", ha asegurado Blanco, quien se ha mostrado esperanzado porque los campos "están recibiendo mucha agua", aunque "tendría que llover mucho más" para que la situación volviera a normalizarse. Así, ha subrayado el "efecto positivo" que tendrán estas lluvias para la calidad de los pastos en primavera y para las próximas campañas como las de olivares, cereales y herbáceos, entre otros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos