La Junta pide al Gobierno un plan de coordinación ante el incremento de pateras con menores

Adolescentes atendidos en el puerto de Barbate tras ser rescatados de una embarcación en el Estrecho. /Efe
Adolescentes atendidos en el puerto de Barbate tras ser rescatados de una embarcación en el Estrecho. / Efe

Rescatados 244 inmigrantes en apenas 24 horas en Andalucía, entre ellos 50 adolescentes marroquíes

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Un total de 244 inmigrantes, entre ellos 50 menores marroquíes, fueron rescatados por Salvamento Marítimo desde la noche del jueves a la tarde de ayer viernes en aguas del Estrecho y el mar de Alborán. La mayoría fueron llevados y atendidos por Cruz Roja en el puerto de Barbate, diez de ellos en el de Tarifa y otros 71 en el de Almería. Eran las últimas cifras oficiales por la tarde de una semana en la que el drama de las pateras volvió a asomar a las costas andaluzas como hacía años que no se veía al conocerse el naufragio de una patera en el mar de Alborán con 52 personas a bordo. De ellas solo tres jóvenes, los únicos con chaleco salvavidas, lograron sobrevivir y llegar en una embarcación de Salvamento Marítimo al puerto de Almería. Desde entonces el flujo de embarcaciones con migrantes sin papeles no ha parado, hasta el punto que la Junta ha reclamado al Gobierno central un plan de coordinación con las comunidades autónomas para afrontar esta nueva oleada con numerosos jóvenes no acompañados.

El rescate, atención en centros y destino de los inmigrantes corresponde al Gobierno central, si bien las comunidades autónomas son las responsables de la custodia de los menores, muchos de ellos llegan solos sin su familia. El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, anotó este aspecto al ser preguntado por los periodistas en Algeciras (Cádiz) sobre la llegada masiva de inmigrantes esta semana. Dijo que el Gobierno central debería sentar a las comunidades autónomas para establecer «una más estrecha coordinación» cuando se está produciendo «un aumento importante» en la llegada de personas a las costas andaluzas en lo que va de año.

«Estamos asumiendo con total intensidad la atención a menores no acompañados, que es lo que a nosotros nos corresponde», pero «correspondería que el Gobierno central sentara a las comunidades autónomas y estableciéramos una más estrecha coordinación», subrayó el vicepresidente.

Críticas del Gobierno andaluz a Zoido por acusar a las ONG del efecto llamada

«Se trata de trabajar en Marruecos para evitar que vengan más y hay que afrontar de la mejor manera, como una sociedad moderna, la acogida de personas que quieren mejorar sus condiciones de vida», opinó Jiménez Barrios. Sobre la muerte de las 49 personas en el mar de Alborán, entre ellas adolescentes, el vicepresidente dijo que este triste acontecimiento «pone de manifiesto que Europa debe ser más consciente de que tiene que poner todos los medios a su alcance para minimizar la dureza del drama que se está viviendo por parte de los menores no acompañados».

La confirmación del repunte de pateras este año, y en especial desde junio, lo confirmó el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, quien informó que en lo que va de 2017 han llegado 242 pateras a las costas andaluzas con un total de 6.048 inmigrantes irregulares. En todo 2016 fueron rescatadas 6.726 personas procedentes de 464 pateras en toda España, la mayoría en el Mediterráneo andaluz.

Personal de salvamento

El delegado del Gobierno añadió que el incremento de inmigrantes ha sido de más del 300% y el de pateras, de más del 200%». Solo en junio «fueron 2.189 inmigrante los que intentaron cruzar las aguas del Estrecho, tanto por la zona de Tarifa como por la de Alborán, a través de 84 pateras». En los primeros siete días de julio «son ya once las pateras y 372 las personas rescatadas», anotó.

Sanz quiso poner en valor el trabajo del personal de Salvamento Marítimo, la Guardia Civil del Mar, Policía y la Cruz Roja en las labores de rescate recalcando «que salvan vidas». «Es un trabajo conjunto como país que logra salvar vidas, aunque lamentablemente, como hemos vivido en últimas fechas, no fue posible localizar a 49 personas en la zona de Alborán».

Sanz quiso con ello minimizar las críticas al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, por sus declaraciones del pasado jueves, cuando insinuó que algunas ONG fomentaban el efecto llamada con su labor de ayuda a los inmigrantes irregulares. La consejera de Justicia e Interior, Rosa Aguilar, se sumó a las quejas de las ONG al ministro, al que pidió que no cuestione la labor de estas organizaciones y cumpla con lo prometido por España para la acogida de refugiados. «Las ONG lo que hacen es ayudar», afirmó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos