La Junta denuncia a la Fiscalía abusos sexuales a trabajadoras inmigrantes en la fresa de Huelva

Susana Díaz y Juan Marín, en el debate parlamentario ayer. /Efe
Susana Díaz y Juan Marín, en el debate parlamentario ayer. / Efe

Rosa Aguilar admite el problema, anuncia una campaña para que las mujeres colaboren en las denuncias y pide al Gobierno una mayor vigilancia

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Los abusos y violaciones sexuales con hostigamiento laboral a las mujeres temporeras en los campos de fresa de Huelva han dejado de ser una leyenda urbana para confirmarse en una triste realidad. La consejera de Justicia e Interior, Rosa Aguilar, informó ayer en el Parlamento haber denunciado a la Fiscalía al menos un caso tras reunirse con sindicatos y organizaciones sociales de las comarcas de la fresa y recabar datos tras la aparición en la prensa alemana de informaciones denunciando situaciones de esclavitud sexual de temporeras inmigrantes. Aguilar también pedirá ayuda al Ministerio de Trabajo, que dirige la onubense Fátima Báñez y del que depende las inspecciones de trabajo, para una cooperación que ataje el problema.

Aguilar dio a conocer estas actuaciones en la sesión de control del Gobierno en el Parlamento a preguntas de la diputada de IU Elena Cortés, quien lamentó que haya sido a través de un medio de comunicación extranjero «que se haya conocido la situación de abusos por razón de sexo sobre mujeres trabajadoras en la recogida de la fresa en Andalucía».

La diputada recordó que Andalucía cuenta con una ley contra la violencia de género y la Junta tiene la obligación de «proteger» a las jornaleras que llegan a la Comunidad con contratos en origen, en su mayoría de Marruecos y países de la Europa del este. Suelen desconocer el idioma castellano y alojarse en instalaciones en los campos de trabajo, en ocasiones aisladas. Cada temporada pueden llegar a Huelva unas 18.000 mujeres para la recogida de la fresa. Se trata por ello de personas vulnerables, con temor a perder un trabajo lejos de casa si denuncian malos tratos, subrayó Elena Cortés, quien reclamó de la consejera las medidas que piensa poner en práctica en las comarcas de la fresa y datos sobre el incremento de interrupciones de embarazo, sí es que lo hay, como ejemplo de que los abusos sí pueden ser reales.

Rosa Aguilar explicó que la Junta no tenía conocimiento de las situaciones denunciadas en las informaciones periodísticas, «pero desde el momento que tuvimos ese conocimiento, hemos actuado de inmediato», afirmó.

La consejera admitió que al ponerse en contacto con las diferentes organizaciones sindicales, empresariales y sociales de la zona también estas dijeron desconocer que hubiera un problema de fondo, basándose sobre todo en la ausencia de denuncias. De hecho, en los días sucesivos a la aparición de los reportajes de una revista alemana sobre jornaleras como esclavas sexuales de manijeros en los campos, todos en Huelva, desde sindicatos, organizaciones empresariales hasta alcaldes de la zona, negaron que existiera una situación semejante y atribuyeron el reportaje a algún caso puntual exagerado.

Podemos e IU anunciarán este fin de semana la confluencia

Podemos e Izquierda Unida anunciarán este fin de semana su acuerdo de la confluencia para las elecciones autonómicas y municipales, según confirmaron fuentes de ambas.

Las direcciones regionales de los dos partidos han convocado para el domingo a los órganos de gobierno respectivos para dar a conocer el acuerdo. Teresa Rodríguez ha convocado al Consejo Ciudadano Andaluz y Antonio Maíllo a la direccion colegiada de IU, órganos que deben darles el visto bueno para seguir adelante con el proceso. En el caso de IU, el principal aval será el de la coordinadora regional, a la que se someterá el próximo día 3 de junio. En cualquier caso se trata de formalidades orgánicas, toda vez que la alianza ya está cerrada. La confluencia andaluza se dará a conocer antes incluso de saberse este lunes el resultado del referéndum que mantendrá o expulsará a Pablo Iglesias de la dirección del partido.

La consejera de Justicia tuvo el arrojo ayer de acabar con este manto de silencio. Contó haber propuesto reuniones desde su consejería con representantes de UGT y de organizaciones sociales que trabajan con temporeras inmigrantes. Ninguna tenía conocimiento de la situación denunciada, «pero hicieron indagaciones y trasladaron a la reunión una información, información que hemos remitido a la Fiscalía», aseveró la consejera.

Aguilar calificó de trascendente el problema detectado, para lo que pide ayuda al Gobierno central. Dijo que se tomarán medidas transversales con una mayor alerta para detectar los abusos, desde los servicios sanitarios a los sociales de la Junta de Andalucía en dichas comarcas. La Junta hará también campañas informativas para convencer a las mujeres de su colaboración para actuar cuando se produce acoso o abuso. También solicitará la cooperación de las organizaciones empresariales para que pongan de su parte en la detección de conductas reprobables.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos