La Junta de Andalucía convoca 25.529 plazas para hacer fijos a más de 37.000 empleados

Imagen de archivo de unas oposiciones de la Junta/
Imagen de archivo de unas oposiciones de la Junta

18.618 de los puestos corresponden al sector sanitario, 6.000 al docente y 902 son de la Administración General

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Reducir la temporalidad del personal de la Junta de Andalucía, pasando del 23 por ciento actual al 8 por ciento, es el objetivo principal con el que el Consejo de Gobierno aprobó ayer una convocatoria de 25.520 plazas correspondiente a la primera oferta extraordinaria para la estabilización de los más de 37.000 empleados temporales de la Junta (unos 7.500 en la provincia de Málaga) durante los tres próximos años, tanto de la Administración general como de sus entes instrumentales. De las 25.520 plazas que se ofertan, 18.618 son para al sector sanitario, 6.000 para el docente y 902 corresponden a la Administración General.

Aunque la finalidad es hacer fijos a los profesionales que son temporales, a esa oferta extraordinaria de empleo también se podrá presentar gente que ahora no trabaja para la Junta, dijeron a este periódico fuentes sindicales.

Tras la aprobación del decreto de la oferta extraordinaria, y dentro de los plazos que marca la legislación del Estatuto Básico del Empleado Público, se aprobarán las diferentes convocatorias, una vez realizada la negociación en el ámbito sectorial correspondiente, explicó la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, que hizo esas declaraciones después de la finalización del Consejo de Gobierno. Montero aseguró que se garantizará que se cumplen los principios de igualdad, mérito y capacidad. En el sector sanitario están contempladas ya el total de plazas que se ofertarán: 16.618 que se repartirán entre más de un centenar de categorías de personal sanitario, administrativo, técnico y auxiliar. Así, hay 4.851 plazas de médicos, 4.023 de enfermeros, 2.833 de auxiliares de enfermería y casi de 2.000 de celadores.

El objetivo es que la temporalidad del personal pase del 23 al 8 por ciento

A la oferta se podrán presentar también quienes ahora no trabajan para la Junta

Por su parte, en el ámbito docente se ofertan 6.000 plazas de los cuerpos de Secundaria, Formación Profesional, Enseñanzas Artísticas e Idiomas. La mitad de esas plazas se convocarán en 2018 y la otra mitad en 2020. En dos ofertas posteriores, se sacarán otras 6.603 plazas. Una se aprobará en 2018 e incluirá 4.500 puestos para el Cuerpo de Maestros (las convocatorias saldrán en 2019 y 2021). La otra contará con 2.103 plazas, se aprobará en 2019 y se convocará en 2022.

Por su parte, las 902 plazas de la Administración General tienen dos apartados: uno de 720 puestos para funcionarios y otro de 182 para el personal laboral. En los dos grupos sobresalen las plazas destinadas a técnicos de grado medio como, por ejemplo, diplomados en Trabajo Social, educadores de centros sociales o arquitectos e ingenieros técnicos.

La consejera de Hacienda afirmó que la estabilización de las plantillas de la Junta es fundamental para evitar que, ante una determinada coyuntura económica, se dé la tentación de arrebatar el empleo o externalizar dichas plazas. «La administración pública tiene que ser un ejemplo de la eliminación de la precariedad, un motor de ello», puso de manifiesto María Jesús Montero.

Las convocatorias contemplarán el cupo de discapacidad del 10 por ciento del total de las plazas, como establece la ley, con porcentajes específicos del 2 por ciento para discapacidad intelectual y del 1 por ciento para enfermedad mental.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos