La Junta baraja recurrir a la OMC las medidas de EE UU contra la aceituna de mesa

M. D. T. SEVILLA.

Susana Díaz quiso ayer escenificar en La Roda, municipio sevillano donde se encuentra la principal exportadora de aceituna de mesa del mundo, el respaldo de la Junta a este producto tras el órdago en contra del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al incluirla como diana de su política proteccionista, el 'America first' (América primero). Díaz anunció en su visita a las instalaciones Agro Sevilla que la Junta baraja recurrir a la Organización Mundial del Comercio (OMC) si Trump sigue adelante con su ofensiva contra la aceituna de mesa española, tras hacer caso de una denuncia de dos productores de California al Departamento de Comercio de EE UU.

Esa ofensiva proteccionista en tribunales americanos perjudicaría a 15 empresas españolas, en su mayoría andaluzas, entre ellas Dcoop, ubicada en Antequera. El 30% de la producción de la variedad hojiblanca tiene como destino Estados Unidos. España vende sobre 32.000 toneladas de olivas negras a Estados Unidos.

Trump ha iniciado una guerra sucia contra la oliva negra española, la que más se vende en el país norteamericano como un manjar en sus preparados alimenticios favoritos, como pizzas, ensaladas y bocadillos. El Gobierno de Trump parece asumir la tesis de los productores californianos de que las exportadoras españolas compiten con precios bajo mercado con las norteamericanas por estar subvencionadas por la UE; y es por esto, y no por la calidad de la aceituna andaluza, por lo que esta es la favorita en la importación, según ellos.

Tanto el Gobierno de España como la Unión Europea han salido en defensa de la oliva española ante esta ofensiva, que no sufren por ejemplo las aceitunas de Italia y de Grecia. Ahora también se apunta a la contraofensiva la Junta de Andalucía. «Si es necesario acudiremos a la OMC para proteger lo que es legítimo y de derecho», manifestó Susana Díaz tras visitar unas instalaciones en las que trabajan 450 personas.

Fotos

Vídeos